2021, EQUINOCCIO DE PRIMAVERA, LOS ASTROS Y LO INCIERTO

0
137

Un equinoccio es un momento del año en el que el sol forma un eje perpendicular con el ecuador y en que la duración del día es igual a la de la noche en todo el mundo.

El equinoccio de primavera, determina qué día y a qué hora inicia esta estación del año de manera oficial. En 2021 el equinoccio tuvo lugar a las 3:00 de la madrugada de este sábado 20 de marzo.

Dicho fenómeno puede tener diversas visiones: la científica, la cultural y la astrológica, ha sido un elemento importante dentro de la cosmovisión de las culturas antiguas, que relacionaban esto con el periodo de cosechas, de abundancias y de placeres. Existen diversas creencias y rituales que giran alrededor del equinoccio de primavera.

Las culturas prehispánicas que existían en el territorio que ahora habitamos, pasaban gran parte del tiempo estudiando y registrando fenómenos naturales y astronómicos. Dándole un significado a cada uno de estos e incluso construyendo templos y realizando festividades en torno a un acontecimiento puntual.

Desde la perspectiva de estas culturas, el equinoccio de primavera es reconocido por su poder energético y su relación con las fuerzas de la madre tierra o la naturaleza.

Actualmente, se relaciona también, como un periodo en el que puedes realizar una purificación de malas energías y recargarte con energía positiva. Esto lo logran a través de rituales como vestir de blanco para atraer paz, reacomodar los muebles dentro del hogar, sembrar plantas y flores de temporada, preparar un purificante de ambiente con ruda, salvia, eucapilto, mirra y enebro y dedicar algún momento del día a la meditación.

Según a la astrología, el equinoccio de primavera marca el inicio del zodiaco, el sol ingresa en el signo de Aries, este signo tiene como elemento principal al fuego además de estar relacionado directamente con el renacer de la tierra, la fecundidad y el crecimiento.

De acuerdo a tradiciones milenarias la ciudad de Tula, que tuvo como gobernante al mítico héroe y sacerdote Quetzalcóatl, está repleta de magia y es uno de los mejores lugares para cargar energías positivas durante el fenómeno del equinoccio de primavera. La gran plaza de los atlantes de Tula es vista como el lugar indicado para cargar el alma de energías buenas.  

Quetzalcóatl, fundador y gobernante de Tula es el protagonista de un espectáculo que acontece cada año a la par del equinoccio, cuando cada 20- 21 de marzo (y 22 de septiembre para el equinoccio de otoño), durante unas cinco horas, se produce un juego de luces y sombras en las escaleras de la gran pirámide Kukulkán en la ciudad de Chichén Itzá donde parece que una serpiente baja lenta y sinuosamente las escaleras hasta llegar al piso.