ADIÓS, COLÓN

0
141

El 12 de octubre es legalmente la Fiesta Nacional de España desde 1987, aunque ya era Día de la Hispanidad por real decreto desde 1892, cuando la Reina Regente María Cristina de Austria firmaba en nombre de su hijo, el rey Alfonso XIII, este documento que pretendía celebrar el cuarto centenario del descubrimiento de América.

El día 12 de octubre de 1492 fue precisamente cuando las tres carabelas de Cristóbal Colón avistaban las desconocidas tierras de América, lo que ha motivado que la Virgen del Pilar haya sido proclamada como patrona de la Hispanidad, constituyendo el mejor símbolo de unión entre los pueblos del viejo y nuevo continente.

Su fiesta se celebra con gran fasto en todas las naciones de habla hispana y especialmente en la ciudad de Zaragoza, donde miles de personas venidas de todo el mundo realizan una multitudinaria ofrenda floral a la Virgen.

Pero, en México, la estatua del almirante Cristóbal Colón, sobre quien pesa toda la carga simbólica de las consecuencias históricas de su llegada al Caribe en 1492, fue retirada el 10 de octubre de 2020 de la glorieta ubicada en el cruce de las avenidas Paseo de la Reforma y Morelos de la Ciudad de México, con la intención de rehabilitarla y preservar el patrimonio cultural.

El monumento a quien se ha tenido en la historia como el descubridor de nuestro continente, y que había sido dañado en protestas en 1992 (el 500 aniversario de la llegada de Colón a las Américas) no volvió a su pedestal.

Esta obra del escultor italiano Arnaldo Zocchi, cuya piedra fundamental se colocó el 24 de mayo de 1910 y fue inaugurada en 1921, será sustituida -de acuerdo con lo dicho por la el gobierno de la Ciudad- por “Tlalli”, una representación de la mujer indígena del escultor y artista visual Pedro Reyes.

Colectivos cuestionaron el que se siguiera manteniendo la estatua de quien consideran como un invasor; y es que, con el descubrimiento del llamado “nuevo mundo”llegó también la invasión de los europeos.

Además, la esclavitud y la destrucción de las creencias de los pobladores originarios del continente americano.

Colectivos feministas instalaron el 25 de septiembre una estatua en honor a “las mujeres que luchan” en el pedestal donde el Gobierno de la Ciudad de México retiró el año pasado la efigie de Cristóbal Colón.

El nuevo destino del conjunto escultórico con la estatua principal, que llegó a las costas de Veracruz en 1875 procedente del taller del escultor francés Charles Cordier, y que fue donada por el empresario y banquero mexicano Antonio Escandón, será el Parque América, en la alcaldía Miguel Hidalgo.

Adiós, Colón…por lo menos, de la glorieta de Insurgentes.