Aprueba gobierno un nuevo cierre de negocios no indispensables en Tula de Allende

0
655

Ante el repunte de casos por Covid-19 y un nuevo semáforo rojo que llegó a CDMX y Estado de México, y que muy probablemente será anunciado en el estado de Hidalgo, el pasado jueves 17 de diciembre del 2020, los integrantes del Ayuntamiento de Tula de Allende realizaron la aprobación general para la atención de la pandemia Covid-19.

Con 13 votos a favor y 1 abstención, mediante una reunión en la sala de cabildo, el presidente municipal de Tula de Allende, Manuel Hernández Badillo mencionó que: “para coadyuvar con las autoridades sanitarias y procurar las mejores condiciones humanas y sociales en nuestro municipio para enfrentar la contingencia, es necesario reforzar medidas para la prevención del COVID-19”.

Dentro de este decreto se destaca que se suspenderán absolutamente todas las localidades y negocios que se consideran como no indispensables, tales como: centros nocturnos, discotecas, bares, cantinas, cines, teatros, parques de diversiones y temáticos, templos, escuelas de cualquier nivel educativo, guarderías, bibliotecas, museos, centros comunitarios, casas de cuidado diurno para adultos mayores, gimnasios, salones de fiestas, videojuegos, servicios de valet parking y comercio en vía pública.

Se vigilará la limitación del cada establecimiento al 25% máximo de su capacidad, y dentro de este porcentaje tendrán que considerarse a dueños, gerentes y empleados de los negocios que se encuentren abiertos.

Estas nuevas medidas se encontrarán vigentes a partir del día de su publicación en el portal de internet de la Presidencia Municipal de Tula de Allende y tendrán que ser respetadas hasta el 01 de abril de 2021, afirmó el mandatario municipal.