De Tula para el mundo. Pamela Martínez Barbosa, en sus propias palabras.

0
760

Soy originaria de Tula de Allende de toda la vida, aquí crecí junto a mi familia y amigos durante 25 años y 11 meses.

Me considero una persona extrovertida, independiente, activa, positiva y sobre todo soñadora.

Hubo exactamente ocho años en que no lo parecía: la vida no es del todo rosa, en ese tiempo tuve a personas muy valiosas a mi lado que sin duda son personajes que han hecho de mí lo que ahora soy. Sobre todo, de mis padres.

Uno desde la tierra, Sofia Barbosa, de quien me siento muy orgullosa porque sin ella no siguiera todas mis locuras no estaría hoy en Barcelona, a pesar de tener que aceptar que mi vida estaba fuera del país y de ella, su forma sociable y de relacionarse me ha servido para desenvolverme siempre, y para ser una buena negociadora.

El otro desde el cielo, Luis Martínez Alanis quien con sus enseñanazas me dejó claro que aquel que no sueña no tiene vida. Aventurero, con muy buen sentido del humor, aunque el carácter que tengo se lo debo a él, algo fuerte.

Y mi hermano Luis, quien siempre me apoya en todo. Por cierto, ha crecido la pequeña familia gracias a mi cuñada y mi sobrinito, un chinito hermoso, ¡se parece a mi por eso! J

Antes de terminar la prepa tenía mucha ilusión por estudiar en Barcelona (de hecho, siempre fue la ciudad en la que dije que quería estar y vivir).

A pesar de ello y por las circunstancias no fue así, terminé la carrera de Derecho en la UNID en Tula y al poco tiempo hice un postgrado en grafoscopía, documentoscopía y dactiloscopía en el CLEU en Puebla, al mismo tiempo que me estaba graduando de la especialidad regresaba a Tula para inaugurar un negocio que montamos entre un tio que es biólogo, mi hermano y yo: un mariposario.

Surgió porque en aquel entonces había planes para casarme, pero al no estar mi padre -quien tradicionalmente te entrega en el altar-, pensé que debía haber alguna forma para compensarlo, después de que falleció tuve mucha conexión con las mariposas.

Quizá fue algo que relacioné porque siempre que me pasaba algo, tenía presente una mariposa y me hacía recordarle con mucho afecto, con lo cual pensé que el día de mi boda pudiéramos liberar mariposas, de tal forma yo sentiría que el estaría allí conmigo.

Sin embargo, al preguntarle a mi tío sobre esa idea y al ver que la reproducción y desarrollo de estos insectos es muy rápido se llevó a cabo para el inicio de un negocio LUMA (el nombre le hace honor a mi papá).

Recuerdo que para este tiempo había muy pocas empresas que se dedicarán a esto en México, y en Tula ya ni decirlo, era la primera, con lo cual tocó picar piedra, haciendo “pininos” en publicidad.

Tocamos puertas en establecimientos para crear alianzas estratégicas de colaboración, incluso acuerdos con la UTTT para que nos enviaran alumnos de prácticas.

De hecho, dos de varios prácticantes nos desarrollaron un programa online para el registro y control de nacimiento de las mariposas, para que de tal forma cuando tuviesemos algún evento en concreto supieramos la cantidad que tendríamos y para que fecha próxima nacerían.

La mejor anécdota de todo esto fue cuando nos hicieron un reportaje, Rocío Tirado para el canal de televisión de Tula y Jesús Gonzalez para el periódico Criterio, justo cuando nos tomaban la foto para el peródico una mariposa se me ha pegado en el sueter del lado del corazón, para mí eso lo decía todo.

También aquí impartimos cursos de verano e hicimos algunos recorridos para escuelas, incluso durante cuatro meses cada ocho días iba al sur de la ciudad a tomar un curso especialmente para este tipo de negocio, entre otras cosas más.

Como nunca desistí de la idea de vivir fuera de México, un día acudí a una feria de postgrados en la CDMX, yo decidía a ir por un Máster en la rama de Derecho, y es que cuando he llegado al stand de la uni donde lo haría, me han dicho que las plazas ya estaban agotadas.

Triste y desalentada estaba por salirme de la feria, cuando paso por un stand que tenía un banner que decía: “Máster en Organización de Eventos Protocolo y Turismo de Negocios”, la verdad me llamó mucho la atención, me acerqué a preguntar y a partir de allí, comenzó toda la aventura.

Mi mayor anhelo y dulce sueño, vivir en Barcelona. . . Llegué en octubre del 2016, días antes de que empezara el máster y con todas las intenciones de quedarme.

Desde el momento que inició el máster yo me postulaba para prácticas o lo que fuese necesario, con la idea de que en algún momento podría contratarme alguien.

Es así como en enero de 2017 conseguí las prácticas de asistente de F&B Food and Beverage en un Hotel 4 estrellas, asistía un área de VIP.

Montar comida o cena, atención al cliente, hice room service, mise en place, entre más funciones que al principio decía “no entiendo que hago aquí”, y ahora es que me queda más claro que nada.

Para mayo del 2017 un amigo me propuso estar de Comercial y Eventos para la bodega de cava y vino de sus padres, acepté una vez que terminara el Máster, pues ya faltaban dos meses.

En el hotel hacía horario de lunes a domingo de 3:00 pm a 11:00 pm, universidad de 9:00 am a 2:00 pm, suerte que el Hotel estaba muy cerca de la uni, y en este horario de mañana inicié a la par con la bodega de cava y vino.

Aquí aprendí demasiado, desde conocer los rincones más exclusivos en Barcelona y los de más historia hasta los platillos típicos catalanes, españoles y mediterráneos, por si fuera poco hablar de cava y vino eran un must en cada sitio al que iba. De hecho, aquí fue como conocí al dueño del grupo de restaurantes para el que ahora estoy trabajando.

A finales de septiembre de 2017 me planté frente al dueño del grupo de restaurantes y le dije lo que hacía y quien era yo; de hecho, ya le llevaba preparado un estudio de mercado para poder demostrarle como podría desarrollar lo que carecía en ese momento.

Inicié como Coordinadora de Grupos, Eventos y Empresas y ahora dentro de nada estamos en el trámite de firmar el contrato laboral como Directora Comercial del grupo, son tres Restaurantes los que llevo, y me encargo de crear acuerdos de colaboración con agencias o empresas locales o internacionales que lleven grupos de personas para comer, cenar o crear algún evento en concreto.

Internamente me encargo de que cada jefe de cocina sepa que es lo que debe preparar para el grupo y con el encargado de sala, todos los aspectos de montaje de mesas, formas de cobro, aquello que aprendí a hacer en el Hotel, ahora pido que lo hagan para terminar de ejecutar mi trabajo.

Desde octubre del 2016 no he parado de estudiar y sin parar de hacer prácticas también, porque la única forma que en ese momento existía cuando yo llegué, para poder quedarte era seguir estudiando hasta que pasaran los tres años indispensables para pensar en la residencia en España.

Con lo cual tengo tres Másters, el primero que ya mencioné, otro en Comunicación y Protocolo y uno más en Protocolo y Organización y Dirección Ejecutiva de Eventos.

Para mediados de 2018, inició un interés muy particular con el mercado árabe, en concreto entre Dubai y Qatar, tanto fue así que empecé a investigar muchas cosas sobre ellos, incluso en noviembre del 2018 pude estar en los dos sitios.

Una anécdota que me pasó aquí y me asustó en un principio, fue que al llegar a Dubai de Qatar, en el aeropuerto me han detenido en una sala más de una hora, sin darme explicaciones, sólo antes de salir por migración miran mi pasaporte, me lo dan y me dicen que vaya hacía esa sala y que entregue mi pasaporte, cuando he llegado al mostrador de la sala, nadie me decía nada, solo lo han tomado y al cabo de una hora, sale por una oficina un funcionario llamándome y cuando me acerco sólo me ha preguntado que qué hacía en Qatar y de dónde era, al final le he explicado y me ha dado el pasaporte y que podía salir, fue el momento más raro que he experimentado.

Aún así al regreso de mi viaje, me concentré en empezar por crear y desarrollar mi propia marca, que la tengo como “Pam Martbar” Events Manager & Dreams Hunter, con esta he decidido enfocarme y especializarme en el sector lujo, inicialmente enfocada al mercado árabe que viene a Barcelona y buscan sitios para alojarse con las mejores experiencias o eventos posibles.

Aunque no descarto otro mercado, siempre y cuando se trate del mismo nivel, establecí tres valores con los que trabajo y son: exclusividad, lujo y confidencialidad.

Sin página web ni tarjetas de presentación, más que el mensaje de boca en boca, es como me he aventurado en esta travesía y hoy en día he tenido que hacerme de una asistente, ya que con los restaurantes y esto voy con poco tiempo.

Lo que más me fascina de este trabajo es hacer coolhunter, que trata de ir a sitios desde museos, restaurantes, hoteles, hasta caminar por las calles para mirar tendencias, inspiraciones, y detalles que hacen de cada gestión que llevo una experiencia exclusiva.

He organizado varios eventos, los últimos han sido muy relacionados a México, aunque sin más detalles por uno de los valores que tengo (“confidencialidad”), poco puedo decir de esto. Pero es muy gratificante todo lo que hago en este mundo.

He aprendido a disfrutar tanto la comida, que a estas alturas me cuesta trabajo catalogar algún favorito tanto de salado como de dulce, los postres son mi debilidad y yo me voy por todos, recién he comido una hamburguesa de rabo de toro y estaba divina, una tarta de queso que era una locura, era de textura consistente pero una vez que la partía soltaba un líquido delicioso, ¡sublime!

Soy muy fan del vino, sobre todo del blanco, aquí sí que tengo mis favoritos, un Sauvignon Blanc, Chardonnay y un buen Prosseco.

Aunque, la verdad, por nada cambio un rico ponche en estas fechas y el Tequila, bueno… ni hablar.

Unos ricos tacos (que, de hecho, esta vez que fui a Tula todos los días me la pasé comiendo tacos hasta más no poder), lo mismo con las enchiladas y chilaquiles… Uuufff

Los tacos de carnitas de la abuelita de Sergio Maya, ¡madre mía, son una pasada! o los de sesos de Doña Chona, imperdonables, y qué decir de un consomé y una barbacoa. Diooos, creo que tenemos que cambiar de tema …!

Debo reconocer que estoy muy agradecida con la vida y con Dios por permitirme vivir todo esto y, sobre todo, por darme la oportunidad de convertir mis sueños realidad, pues todo lo que me he propuesto y soñado hasta ahora se han vuelto verdaderos.

Así que para el próximo año me queda, además de seguir viajando, que será el año épico por que cumplo 30, mi mayor objetivo es el de traer conmigo a mi mamá por temporadas y tener mi propio piso (depa, pues); bueno, alquilado por ahora, pero que sea para mí sola, porque ahora comparto con compañeritos.

De tal forma que la compartamos entre mi hermano y yo, pues lo más importante por sobre todas las cosas es la familia y yo estando tan lejos me hace falta tenerla por acá.

Otro de mis sueños es organizar eventos para marcas de alta costura y para la F1, ya por ahí ando viendo la forma de hacer pininos con un desfile de moda próximamente, si Dios quiere.

Ah, les tengo miedo, pánico, terror y angustia a los gatos, ha sido uno de los miedos que aún no he podido enfrentar, me cuesta: es que no puedo ni verlos, la piel se me heriza cuando está uno cerca, sufro ¿eh?

Artículo anteriorCLUB DEPORTIVO CRUZ AZUL, INTENSA PROMOCIÓN CULTURAL.
Artículo siguienteLaura Estrada en Holanda: Hoy y siempre, las cosas por su nombre.
La voz de Fernando Alfonso es una de las más escuchadas y con mayor credibilidad en el panorama informativo y de opinión en el estado de Hidalgo. Conduce el Noticiero Radiofónico Enfoque de Súper Stéreo 100.5 FM, emisora de NRM Comunicaciones. Dirige AVSI Comunicación, multiplataforma a la que pertenece el Periódico El Origen y la Revista DeFRENTE. Cuenta con estudios de Maestría en Administración de Negocios MBA por la Universidad Latinoamericana, es Licenciado en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado con W radio 96.9 FM, Radio Fórmula 970 AM y 103.3 FM, Editorial Notmusa, Diario Síntesis. Premio México de Periodismo 2010, otorgado por la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (FAPERMEX)