La inundación y las elecciones. Gritos de #Tula a oídos sordos

0
132

La fiebre generada por la contienda electoral rumbo a la renovación de la gubernatura en Hidalgo va aclarando el panorama.

Los actores políticos y líderes sociales se ubican en el sitio que eligen, de acuerdo a sus convicciones y conveniencias; ya se va viendo quién es quién.

La posición política, el encargo, la relación con uno u otro grupo les terminan por ser más importantes que la urgente necesidad de apoyar a damnificados que a seis meses de la inundación de Tula no han podido regresar a casa, no han podido hacer resurgir sus negocios y no han encontrado la tranquilidad que algún día tuvieron.

Se hizo un gran receso en el caso inundación: se pararon las mesas de diálogo, los recorridos a pie, la manifestación pública, porque ahora la prioridad de los liderazgos es identificar el barco más conveniente mediante el cual se pretende llegar a buen puerto en el compromiso electoral.

Hay quienes se mantienen firmes a bordo, otros se bajan de uno para subir a otro y hay quienes ocupan un lugar en hasta dos o tres embarcaciones.

Si todo va como hasta ahora, el Gobierno Federal por medio de la Comisión Nacional del Agua desarrollará el proyecto original que incluye el revestimiento de 2 mil 400 metros del Río Tula, a la población afectada nunca se les resarcirá el daño provocado, y las elecciones le dejarán al pueblo dolido de Tula un papel secundario -otra vez-.

Con fines más de interés electoral que de procuración del bienestar para damnificados, en un escenario utópico, CONAGUA cedería a firmar acuerdos que incluyan las solicitudes viables y justas que el pueblo tulense pide, como el planteamiento de que se contenga la mayor cantidad de agua posible con mecanismos desarrollados en la Ciudad y el estado de México, respetar la ecología, y garantizar que la ciudad no se vuelva a inundar, entre otros.

De acuerdo con testimonios de afectados, en Tula se tiene claro que el origen de la inundación se generó en CONAGUA, dependencia del Gobierno Federal, y principal deudora con el pueblo tolteca, pero hay señalamientos claros por omisión a integrantes de los otros dos niveles de gobierno.

Arriba, la lucha se desató, el ambiente está caliente y así se mantendrá hasta junio próximo; abajo, las paredes están cuarteadas, los muebles de madera que se rescataron de entre el agua negra se comienzan a pandear, el drenaje es inservible, los negocios se reportan en crisis, la deuda que se adquirió luego de la inundación es insostenible y el pueblo de Tula continúa lanzando gritos de auxilio que solo llegan a oídos sordos.

Fotos: Fernando Alfonso, El Universal,El País, EFE, Reuters, AP, Mónica G., Carlos Sevilla.#InundaciónTula#elecciones2022#EleccionesHidalgo2022

Artículo anteriorARRANCA HIDALGO OPERATIVO DE SEGURIDAD EN SEMANA SANTA
Artículo siguiente¡Baja algunos centavos precio del Gas LP en Hidalgo! Esto costará hasta el 2 de abril
Fernando Alfonso es uno de los periodistas con mayor credibilidad en el panorama informativo y de opinión en el estado de Hidalgo. Dirige AVSI Comunicación, multiplataforma a la que pertenece el Periódico El Origen y la Revista DeFRENTE. Se consolidó como líder de opinión en el Noticiero Radiofónico Enfoque de NRM Comunicaciones, espacio que condujo durante 12 años. Ha colaborado, además, con W radio 96.9 FM, Radio Fórmula 970 AM y 103.3 FM, Editorial Notmusa, Diario Síntesis. Cuenta con estudios de Maestría en Administración de Negocios MBA por la Universidad Latinoamericana, es Licenciado en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Premio México de Periodismo 2010, otorgado por la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (FAPERMEX)