Mujer emprendedora: ¿Queda tiempo para el amor?

0
409

Por: Carmen De la Luz

En la actualidad, ya no es extraño ver cada vez más mujeres emprendedoras triunfando en el mundo de los negocios y en la vida laboral, participando en proyectos empresariales y rompiendo el esquema de la brecha de género.

La mujer ha logrado resignificar su género y obtener importantes puestos en lo empresarial.  En México, por cada diez hombres que inician un negocio, ocho mujeres también lo hacen, y de cada cinco PyMES que se abren, tres están lideradas por mujeres.

Además, el número de empresas fallidas encabezadas por mujeres es 14% menor al de las dirigidas por hombres, un porcentaje significativo para demostrar el potencial que cada una tiene.

Shot of an attractive young businesswoman standing with her arms folded in the office

Sin embargo, muchos problemas de desigualdad permanecen como un reto, tanto para la mujer como para el hombre, pues ahora el reto es acoplarse como compañeros de vida y no solo él como proveedor de los bienes.

Actualmente México se ha convertido un país en el que la lucha por la equidad de género es cada vez más representativa.

Ahora el sueño de toda mexicana es ser una exitosa emprendedora o bien una mujer ejecutiva, y para algunas esto no significa abandonar el sueño de casarse y tener una familia, pero para algunas optar por este estilo de vida refiere a no depender de un hombre.  

Esto representa a la nueva “mujer luchona”, una mujer que aspira a desarrollarse en el mundo laboral y empresarial al mismo tiempo que cuidar a su familia.

Y si hablamos de cifras, la tasa de ocupación laboral por parte de las mujeres es del 39.2%, esto significa que en su estilo de vida una mujer ejecutiva debe dedicar de ocho a diez horas laborales.

Por su parte, las emprendedoras requieren más de diez horas para ello, pues les implica cumplir con todos los roles que una empresa conlleva, y el resto del día dedicado al hogar y su familia, lo que resulta negativo para la relación con su pareja e hijos, para quienes la figura femenina es vital.

Este nuevo estilo de vida ha sido inspiración para las grandes empresas de entretenimiento como Netflix, que ha sacado diversas series con mujeres emprendedoras muy exitosas o ejecutivas, algunas con una trama negativa y algunas otras que muestran el éxito de estas mujeres.

La realidad es que este éxito no se hace de la noche a la mañana, se tiene que cosechar durante meses, hasta lograr una estabilidad en el negocio, es dedicar más de doce horas al día en todo lo pertinente para que funcione.

En México las nuevas generaciones de mujeres optan por ser independientes logrando invertir en pequeños proyectos que visualizan en grandes negocios que den como fruto una vida estable.

Así que ya sabes: no temas, arriésgate, invierte, emprende.