Todo puede esperar, menos el bienestar para todos, afirma Karina Mejía Guerrero

0
135

Karina Mejía Guerrero cumplió ya ocho días de campaña para ganar la confianza ciudadana y representar al distrito local electoral 14 en el Congreso del estado. Ha escuchado demandas, dialogado y presentado sus propuestas a vecinos, comerciantes y dirigentes de sectores.
Ha dejado claro que «Si bien hoy soy candidata, siempre he sido ciudadana y entiendo perfectamente de las carencias y de la necesidad de tratar a los habitantes de mi distrito como me gusta y como debo ser tratada y atendida por los servidores públicos».
«Entiendo perfectamente la responsabilidad, el compromiso y asumo el reto de corresponder a la confianza ciudadana con acciones que responden a la expectativa ciudadana», expuso Karina Mejía Guerrero.

«Sé que todo puede esperar, menos el bienestar y las oportunidades para todos», manifestó
La candidata al Congreso del estado por la coalición Va por Hidalgo que integran los partidos de la Revolución Democrática (PRD) Revolucionario Institucional (PRI) Acción Nacional (PAN) y de Encuentro Social Hidalgo (PESH) ha dejado claro a lo0 largo de sus recorridos que hoy lo importante es la unidad y el compromiso por el desarrollo de las familias.
La acogida para la candidata en los municipios que conforman el distrito electoral ha sido cálida y de franco apoyo para sus aspiraciones.
Entre las principales demandas que le han planteado a lo largo de sus recorridos está el de mayor seguridad y mejores oportunidades de empleo.
También, que sean reintegrados programas sociales a los que el gobierno federal ha dado marcha atrás, como Prospera que incluso ha sido reconocido por su efectividad a nivel mundial, Procampo, que otorgaba apoyos fundamentales para el sector campesino y las becas a estudiantes.

Karina Mejía Guerrero ha manifestado su convicción de luchar, desde el Congreso, por mejores servicios de salud, educación y servicios como el de agua potable, drenaje alumbrado y por condiciones de vida digna.
El distrito 14 está integrado por municipios contrastantes, ya que mientras Tula de Allende asienta a una de las refinerías y termoeléctricas más importantes del país, Tlahuelilpan y Tlaxcoapan tienen una vocación más enfocada a lo rural.