Diversidad sexual y discriminación, realidad que duele.

0
607

Sin que se trate de un tema nuevo (más bien es un asunto tan antiguo como la humanidad misma), hoy ha vuelto al centro de la escena el tema de la sexualidad (homosexualidad, bisexualidad, lesbianismo), pues en todo el mundo se recuerda que un 28 de junio de 1969 en Nueva York marcó el inicio del movimiento de su liberación.

 

El Día Internacional de la Lucha Contra la Homofobia se celebra cada 17 de mayo en todo el mundo desde que la ONU lo estableció en 1990 al eliminar la homosexualidad de su catálogo de enfermedades mentales, y en México desde 2014.

La palabra homofobia fue utilizada por primera vez por el psicólogo estadounidense George Weinberg en 1971, y se refiere al rechazo, miedo, repudio, prejuicio o discriminación hacia mujeres u hombres que se reconocen a sí mismos como homosexuales.

Muchas religiones mantienen una postura moral de rechazo a la homosexualidad, por lo que pueden ser consideradas como homofóbicas.

La ortodoxia cristiana, judía e islámica, por ejemplo, no aceptan la homosexualidad como condición sexual natural de una persona, sino que consideran que se trata de una anomalía. Por lo tanto, la homosexualidad aparece como un pecado.

Quizá el logro más relevante alcanzado por los defensores de los derechos de gays y lesbianas en México ha sido la legalización de sus matrimonios.

Esta semana, el 17 de Mayo del 2016 se estableció a nivel nacional el «matrimonio sin discriminación», lo que significa que el matrimonio entre personas del mismo sexo en México se puede realizar en todas las entidades federativas que integran el país.

El presidente de la República y algunos secretarios del gabinete federal se solidarizaron con la fecha al pintar sus espacios en redes sociales con el conocido arcoíris, emblema de la comunidad lésbico gay en el mundo entero.

Cabe recordar que la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió una resolución de jurisprudencia que obliga a todos los jueces a seguir el criterio favorable en todos los amparos que se interpongan, en cualquier parte del país, y en donde aún no están legalizados este tipo de matrimonios.

Hoy además se les permite gozar de todos los beneficios que ello implica como la seguridad social por parte del IMSS e ISSSTE y las instituciones sociales de vivienda como el INFONAVIT y FOVISSSTE,  así como adopción de menores, algo que ya es permitido en más de 20 países del mundo, incluso en naciones muy religiosas y conservadoras.

Como sabemos, anteriormente sólo se podían realizar en la Ciudad de México, Quintana Roo y Coahuila.

En torno a la fecha, se hicieron en el país diversos pronunciamientos que alcanzaron a figuras de la vida política.

Y es que, mientras en un sector de la población las preferencias sexuales de cada persona no son ni deben ser motivo de cuestionamiento alguno, en otra parte de la sociedad se siguen condenando las tendencias que se oponen a las formas públicas tradicionales de ejercer la sexualidad humana.

Salvador Camacho y López, sexólogo hidalguense que ha estudiado el fenómeno de la homosexualidad, opina:

«Considero que la homofobia va más allá del simple rechazo a la homosexualidad, es un fenómeno cultural que no es universal, ni toma las mismas formas ni las mismas dimensiones, confronta, porque se rechaza aquello que no se conoce, denota una profunda ignorancia e inseguridad».

Por su parte, Azul Aranza Herrera, representante estatal en Hidalgo de la comunidad lésbico-gay, opina que “hay mucho por hacer, pues en Hidalgo la discriminación sigue siendo una dolora realidad” para ese sector de la población.

Con todo, sin embargo, en los últimos 19 años de ha registrado mil 218 homicidios por homofobia en el país aunque se estima que por cada caso reparado hay tres o cuatro más que no se denuncian.

México ocupa el segundo lugar en escala mundial de crímenes de homofobia.

Artículo anteriorNo sólo parejas científicas, si no padres admirables
Artículo siguienteLlega el verano, cosas que no sabías de los solsticios
Fernando Alfonso es uno de los periodistas con mayor credibilidad en el panorama informativo y de opinión en el estado de Hidalgo. Dirige AVSI Comunicación, multiplataforma a la que pertenece el Periódico El Origen y la Revista DeFRENTE. Se consolidó como líder de opinión en el Noticiero Radiofónico Enfoque de NRM Comunicaciones, espacio que condujo durante 12 años. Ha colaborado, además, con W radio 96.9 FM, Radio Fórmula 970 AM y 103.3 FM, Editorial Notmusa, Diario Síntesis. Cuenta con estudios de Maestría en Administración de Negocios MBA por la Universidad Latinoamericana, es Licenciado en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Premio México de Periodismo 2010, otorgado por la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (FAPERMEX)