El ser más importante en la Tierra

0
550

La Sociedad Geográfica Real de Londres declaró a la abeja como el ser vivo más importante del planeta. Pues estos pequeños insectos no sólo producen miel, sino que son responsables de fertilizar, flores, vegetales; grandes cultivos, necesarios para nuestro consumo.

Tristemente, y a pesar de ser tan importantes para la naturaleza, esto no ha impedido que la población de polinizadores haya disminuido considerablemente desde 1980, al grado de considerarlas en peligro de extinción.

Esto, debido al incremento en el uso de insecticidas los cuales provocan que la abeja se pierda y ya no regrese a su colmena, también por parásitos o enfermedades, y en gran medida al cambio climático.

De igual forma en nuestro país el aumento de la producción de maíz ha quitado espacio para flores que contengan polen y con ello puedan alimentarse las abejas.

Desgraciadamente su hábitat natural está desapareciendo; el campo se reduce cada vez más por la deforestación, según la SEMARNAT en los últimos 20 años el país ha perdido entre 155 mil y 776 mil hectáreas de bosques y selvas.

Ante esta situación, apicultores y la sociedad civil han puesto en práctica diversas tareas para preservar la vida de estos seres, pues si su extinción ocurriera, nuestra calidad de vida disminuirá drásticamente, y podría acabarse la vida como la conocemos en muy poco tiempo.

Poco a poco se toma conciencia de la situación donde jóvenes han creado una organización, –Efecto Colmena- para evitar que se destruyan sus colmenas y reubicarlas en santuarios con apicultores que las protejan.

Otra forma de contribuir es plantar flores que ayuden a completar la misión de las abejas como por ejemplo: Arándanos, Primaveras, Lavanda, girasoles, calabacín, Manzanilla.

No sólo ayudas a preservar la especie, sino que también le das un valor extra a tu hogar, sin olvidar que es importante conocer la compatibilidad de las plantas con la zona.