Aborto legal en Hidalgo, ¿avance vanguardista o salvaje retroceso?

0
393

Por: Guadalupe Mendoza Dammann

El miércoles de junio de 2021 el congreso del estado de Hidalgo aprobó la interrupción legal del embarazo hasta las doce semanas de gestación.

Con esto, la entidad se suma a otras como la Ciudad de México y el estado de Oaxaca, en donde ya ha sido aprobada con anterioridad esta práctica, y ahora es legal.

Para unos, se trata de una conquista de vanguardia, en la que las mujeres ganan el derecho a decidir sobre su cuerpo sin tener que ser criminalizadas.

Para otros, se trata de un atentado contra una vida -indefensa, además- que está dentro de un vientre, independientemente de su origen.

Entre posturas liberales y conservadoras, la aprobación legislativa en Hidalgo pone nuevamente el tema a debate, a reflexión.      

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el aborto es la interrupción del embarazo cuando el producto todavía no es viable fuera del vientre de la mujer.

Muchas veces se piensa que para que sea un aborto seguro, el procedimiento debe realizarse de manera quirúrgica por un profesional de la salud, en una clínica u hospital.

Sin embargo, existen otros métodos que no requieren una cirugía y se realizan a través de medicamentos.

Existen dos opciones para interrumpir el embarazo con medicamentos: usando el régimen combinado de misoprostol y mifepristona, o usando exclusivamente misoprostol.

Es importante mencionar que no llevar atención u orientación médica o preparada en los procesos de aborto, las mujeres suelen recurrir a clínicas clandestinas en donde las condiciones de higiene y atención no son las adecuadas.

Otros métodos que se utilizan para abortar son introducirse objetos en la vagina tales como ganchos, o consumir hierbas con supuestas propiedades abortivas sin tener un control total de la dosificación ni del tiempo de gestación para considerar si el aborto es aún viable o no.

En América Latina, el aborto es legal y sin restricciones en cuanto a causa en Argentina, Cuba, Puerto Rico y Uruguay.

En el resto del mundo el aborto se legalizó sin restricción de causa desde hace ya varios años en países como Estados Unidos, Canadá, Alemania, Dinamarca, Bélgica, España, Noruega, Países Bajos, República Checa y Suecia, entre otros.

En estos países el aborto puede practicarse sin restricción de causa, es decir que no existe un requisito de motivo por el cuál proceda de forma legal la práctica de la interrupción del embarazo.

La única determinante para ver si un aborto es viable o no suele ser el tiempo de gestación del feto o embrión que por lo regular no debe ser mayor a tres meses.

Existen otros países en donde la interrupción del embarazo es legal solo en condiciones específicas como que el embarazo sea producto de una violación, en caso de que la vida de la mujer se encuentre en peligro de continuar con la gestación, que el feto tenga malformaciones o enfermedades congénitas, entre otros.

Los países que no permiten la interrupción del embarazo bajo ninguna circunstancia son El Salvador, Nicaragua, República Dominicana, Malta y El Vaticano.

En nuestro país existen entidades en las que el aborto es legal, seguro y gratuito sin restricción de causa, otras en donde es permitido dependiendo el motivo y otros en donde no es autorizado bajo ninguna circunstancia e incluso es castigado con cárcel.

En la Ciudad de México, la interrupción del embarazo sin restricción de causa es legal y gratuita desde abril de 2007.

En Oaxaca, el aborto sin restricción de causa fue despenalizado en septiembre de 2019.

Hidalgo se convirtió en la tercera entidad en aprobar la despenalización del aborto este miércoles 30 de junio. El dictamen fue aprobado con 18 votos a favor, 11 en contra y ninguna abstención.

El proyecto de decreto reforma los artículos 154, 155, 156, 157 y 158 del Código Penal para el Estado de Hidalgo, así como modificaciones y adiciones a la Ley de Salud para el estado.

Respecto a los estados del país en donde el aborto es legal cuando se da por ciertas circunstancias contempladas en la ley, dichas circunstancias se conocen como causales, y cada estado del país determina cuáles de ellas acepta.

En total, México tiene 8 causales por las que se puede abortar sin que sea considerado un delito:

Cuando el embarazo es producto de una violación, esto aplica para los 32 estados de México

Cuando la continuación del embarazo afecta la salud de la mujer

Cuando el embarazo pone en riesgo la vida de la mujer

Si el producto presenta alguna malformación congénita grave

Si el embarazo es producto de una inseminación artificial en contra de la voluntad de la mujer

Si el aborto fue provocado de manera imprudencial, es decir, por accidente y cuando la economía precaria de la mujer se agrava al continuar el embarazo.

En algunos estados del país se aprobó una reforma constitucional para “proteger la vida desde el momento de la concepción”. A pesar de la existencia de esta reforma, las causales específicas de cada estado siguen vigentes y permiten el aborto legal provocado en algunas de las circunstancias mencionadas anteriormente.

Los estados en los que se puede abortar en nuestro país dependiendo las circunstancias son: Baja California, Chiapas, Chihuahua, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Tamaulipas y Yucatán.

También existen estados en el país en donde abortar, sin importar la causa, está totalmente prohibido y puede ser motivo de cárcel, tal es el caso de Veracruz, donde el pasado 22 de mayo una mujer, Diana Patricia “N”, sufrió un aborto espontáneo en los baños de un centro comercial como consecuencia de ser golpeada fuertemente por su esposo horas antes. Diana fue encarcelada en mayo y podría enfrentarse a hasta 25 años de prisión.

Esta es la realidad a la que se enfrentan millones de mujeres en el mundo, en México, en Hidalgo, donde hoy la compleja estructura de las leyes tendrá que adecuarse para garantizar, por ejemplo y entre otras cosas, que los servicios de salud garanticen a las mujeres que así lo requieran servicios para ejercer su derecho a abortar.