Norma Lugo, con la música por dentro… y por fuera

0
513

Norma Lugo estudió ciencias de la comunicación, pero su pasión primitiva es el canto. Artista sensible de espíritu alegre, Norma Lugo es una mujer fuerte, impulsada siempre por amor en todos los sentidos.

“Mexicana con calidad de exportación, me dice siempre mi papá y yo le creo”. Así se define Norma Lugo, quien nos comparte sus vivencias, en sus propias palabras.

Chilanga de nacimiento, adoptada por el estado de Hidalgo, con sangre tamaulipeca y veracruzana.

El amor, la salud, los hijos, la familia y los amigos siempre como música de fondo.

Mi gran maestra: la vida. Aprendiz permanente, madre de dos mujercitas y fiel devota de una sonrisa.

Tengo una licenciatura en Ciencias de la Comunicación, la cual ejercí poco tiempo. Sin duda la carrera sin título más larga que he tenido ha sido con la música (28 años cantando).

Siempre he dicho que no nací sabiendo que quería cantar, la música me encontró y me sigue salvando hasta de mí misma, he recorrido varios grupos versátiles y actualmente me encuentro cantando como solista.

Recuerdos lindos con ella (sin orden de importancia): telonera de Gualberto Castro, Susana Zavaleta, Mijares.

Alterné con la Sonora Santanera, grabé un demo de Gustavo Stringel para Televisa, “Marcada”; posteriormente la interpretó Paty Navidad en una novela.

Interpreté una canción, “Vete”, en un programa llamado “Nuestra Casa”, también de Televisa, la canción ganadora se iría a Viña del Mar.

Obtuve un “Palmas de Oro” otorgado por el círculo nacional de periodistas por haber ganado un “Festival de la canción inédita” en mi universidad (junto a unos amigos a quienes les perdí la pista).

A través de la música he conocido amigos entrañables y personas muy significativas en mi vida, y será la pasión que no pienso dejar nunca.

Incontables han sido las tardes y noches en las que en su región ha animado a su público, a locales y foráneos, gracias a su registro vocal, pero también su divertido sentido del humor y a su sonrisa brillante a lo largo de casi 30 años de carrera.

Después de varios desafíos de la vida, Norma ha sabido levantarse, canalizarse y retomar su vida en mano con entereza; aquí nos platica cómo ha hecho para conseguir su paz interior y para seguir inculcándole lo mejor a sus hijas y a sus seres queridos.

Para ella la esencia, lo vital, la gasolina para poder continuar haciendo lo que más ama que es cantar y para poder seguir diciendo Sí al amor, se puede encontrar únicamente dentro de uno mismo.

Es Norma Lugo, mujer, cantante, artista, madre, artista, cantante, mujer.