Select Page

No solamente porque la economía nos tiene para 2017 la “liberación” en el precio de las gasolinas, que podría aumentar entre 15 y 20%

No sólo porque el índice de los delitos comunes que afectan viviendas y negocios mantiene su tendencia a incrementarse.

Esta semana ocurrieron en el municipio de Tula tres hechos que estremecieron a la sociedad entera.

En la comunidad de San Lucas Teacalco, uno de tres ladrones que entraron al auditorio local para robar mesas y sillas fue capturado por habitantes que estuvieron a punto de lincharlo.

Aunque el delincuente fue entregado a las autoridades, el fantasma de la justicia por propia mano sigue recorriendo todos los rincones.

En pleno centro de la Ciudad de Los Atlantes, un ciclista adulto mayor muere atropellado por una pesada unidad, lo que nos obliga a todos a revisar todas y cada una de las aristas de la cultura vial.  

¿Hasta dónde es responsabilidad de los cuerpos de seguridad? ¿Hasta dónde es responsabilidad del transeúnte que se resiste a cruzar las calles por las esquinas y a respetar los avisos del agente de tránsito o del semáforo?

¿Hasta dónde es responsabilidad del conductor que por cientos tripula un vehículo automotor sin licencia, sin práctica y sin pericia?

¿Hasta dónde es responsabilidad del chofer que lidia en todos los cruces contra otros conductores y contra los transeúntes, ciclistas y motociclistas, que además viajan sin casco protector?

Comencemos todos ya una cruzada enérgica por una educación vial de gran impacto que nos mantenga a todos seguros.

En el límite de la incredulidad y del asombro, una joven de 19 años aceptó una cita a ciegas con un sujeto al que había conocido y tratado por redes sociales.

El pervertido la privó de su libertad, la abusó sexualmente y la abandonó desnuda.

Por fortuna, la joven mujer fue rescatada y está viva, aunque el daño podría ser irreversible.

Presos de una lastimosa indignación, maestros y padres de familia demandan urgentemente que se frenen los ataques contra sus alumnas e hijas.

Pero este ya no es un asunto de las autoridades, éstas tendrán que dar con el paradero del agresor para ponerlo en la cárcel cuanto antes.

La fuente de los peligros que corren los niños, los adolescentes y los jóvenes, está precisamente en la casa.

Es en el hogar, es en el seno de la familia, en donde debe y puede prevenirse el riesgo de que ellas y ellos se pongan en peligro.

Le sugerimos que de inmediato ponga en práctica medidas de seguridad en su casa, con relación a los tratos que sus hijos tienen en redes sociales.

Los primeros auxilios cibernéticos en esta terapia intensiva por la seguridad de nuestros hijos debe comenzar con una comunicación abierta entre padres e hijos, para que usted pueda saber quiénes son los contactos de sus hijos en redes sociales.

Sin violentar su libertad, es necesario que hablen con franqueza sobre las preocupaciones compartidas entre los padres y los adolescentes o de los jóvenes respecto de las personas con las que tratan.

No hay otra forma de comenzar; hay que hablar ahora mismo sobre este caso y sobre todos aquellos que conocemos, en los que el mundo virtual está haciendo trágico el mundo real.

Faltan pocos días para que termine el año, y uno de los propósitos más elevados debe ser que nos cuidemos todos. 

About The Author

De interés

Share This