Hidalgo: 2 de octubre, la gran oportunidad histórica para la transformación universitaria.

0
743

Octubre, el décimo mes del año, trae para Hidalgo renglones nuevos en la escritura de su historia.

Con matices, sigue su marcha el proceso interno del partido político que hoy ha alcanzado la mayoría de los municipios, congresos y gobiernos estatales en todo el país, y en 2024 Morena va por más.

Mientras tanto, en otros frentes se abren expectativas trascendentes.

El espacio activo más importante hoy en la entidad es el de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, que ha generado impactos en otras instituciones de educación superior, públicas y privadas.

Una combinación de hechos y circunstancias ha derivado en la crisis política que apunta a una inminente reforma de su Ley Orgánica, para liberarla del dominio que ha ejercido dentro de ella un grupo de interés.

Polémico en su máxima dimensión, el poder incubado por Gerardo Sosa, junto con sus hermanos Agustín y Damián, tenía en su origen un propósito claro: alcanzar la gubernatura del estado.

Hoy, cuando la fuerza del denominado “Grupo Universidad” bajo el mando del llamado “Clan Sosa” parece entrar en su etapa final, de ellos mismos depende el tono en que se dé la transición histórica en la universidad.

Considerando que hoy el factor chantaje y la variable presión estudiantil al gobierno ya no juegan a favor de los Sosa, pues las expresiones juveniles -y, pronto, académicas, laborales- han pedido la intercesión del gobernador Julio Menchaca.

La primera gran señal del cambio y la desarticulación será, indiscutiblemente, dejar a sus líderes y a sus representantes fuera de toda opción en los cargos de elección popular ya en disputa para las elecciones del 1 de junio de 2024.

El gran desafío será mantener en control el riesgo de un desbordamiento de los ímpetus políticos juveniles, para darle a toda la comunidad universitaria, alumnos, docentes, administrativos y padres de familia, el verdadero rostro de la transformación y la confianza; incluidos todos los subsistemas de nivel superior: tecnológicos, tecnológicas, politécnicas, Pedagógica, y las universidades Benito Juárez.