Hidalgo y los Estados Unidos.

0
460

Hidalgo y los Estados Unidos

Desde el mismo primer día de gobierno del viejo nuevo presidente de los Estados Unidos de América, el mandatario ha impulsado medidas de agresión directa contra los inmigrantes en general y particularmente en contra de los mexicanos de aquí y de allá.

En los diez meses que lleva su gobierno, con todo y que la realidad le ha impuesto duros reveses, Donald Trump se ha mantenido firme y actuante en tres temas que impactan negativamente a México.

La renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), la construcción de un muro en la frontera México-Estados Unidos, y sus medidas anti inmigratorias.

Del TLC ha dicho que nuestro vecino del norte saldrá pronto del acuerdo trilateral porque los mexicanos hemos abusado de la buena fe de los gringos.

Del muro, el congreso ha avanzado en la autorización de por mil seiscientos millones de dólares que costará la construcción de la “barrera de la ignominia” y el jefe de estado dice una y otra vez que la pagaremos nosotros.

Y en cuanto a los migrantes, las duras medidas adoptadas por su administración tuvieron un dramático avance esta semana al derogarse el programa creado por su antecesor Barak Obama, que protegía a los dreamers: estudiantes de origen mexicano que se han formado allá y que, de no ocurrir otra cosa, tendrán que regresar a nuestro país.

Tras el anuncio, los dreamers, entre los cuales hay decenas, quizá cientos, de origen hidalguense (la mayoría residen en cinco estados: California, Texas, Nueva York, Florida e Illinois), podrán permanecer en el país hasta que expiren sus permisos de trabajo, los que les fueron otorgados al amparo de este programa.

Ahora que la administración de Trump eliminó el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) que ampara a casi 800 mil dreamers, poco más de 600 mil mexicanos entre ellos, el Congreso de ese país tiene seis meses para resolver que pasaría con su estatus legal.

La decisión de Trump entrará en vigor hasta el 5 de marzo de 2018, periodo en el que el Congreso, el único con poder para cambiar el sistema migratorio, debe encontrar una solución para regularizar la situación de los jóvenes indocumentados, conocidos como dreamers.

El gobierno de México inició el cabildeo en el Congreso de Estados Unidos para sensibilizar a congresistas y senadores sobre los beneficios que los dreamers aportan a la sociedad estadounidense.

El canciller Luis Videgaray ha precisado que las autoridades contemplan medidas para acoger a quienes retornen al país algunas instituciones de educación superior como la UNAM o la Universidad Iberoamericana han ofrecido apoyo, pero esto no significa que podrán ingresar automáticamente.

La SEP refiere que la cifra de quienes necesitarían revalidar estudios en México es de entre 20 mil y 40 mil, pero no hay un número exacto para hacer un estimado real, especificaron académicos.

Estos jóvenes perderían la posibilidad de trabajar legalmente en el país y estarían expuestos al riesgo de deportación.

Nuestra economía perdería 460 mil 300 millones de dólares del Producto Interno Bruto nacional y 24 mil 600 millones de contribuciones fiscales al sistema de seguridad social.

El gobierno de Omar Fayad Meneses en el estado de Hidalgo ha instrumentado, por su parte, una serie de acciones específicas para atender a los migrantes y a sus familias, cuenten o no con jóvenes afectados.

El titular de la Oficina de Atención a Hidalguenses en México y en el Extranjero, Juan de Dios Hernández, ha viajado en al menos cuatro ocasiones para atender en territorio norteamericano para reunirse con la comunidad hidalguense y acercarle servicios, agilizarle trámites y acompañarle en diferentes procesos.

Juan de Dios Hernández descartó, sin embargo, una deportación masiva luego que la administración de Donald Trump terminará con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Hidalgo, pues, también tiene su historia con los Estados Unidos de Donald Trump.

Artículo anteriorMujer y Poder: De la Liberación al Empoderamiento.
Artículo siguienteTiempo de mujeres, tiempo de nombres.
Fernando Alfonso es uno de los periodistas con mayor credibilidad en el panorama informativo y de opinión en el estado de Hidalgo. Dirige AVSI Comunicación, multiplataforma a la que pertenece el Periódico El Origen y la Revista DeFRENTE. Se consolidó como líder de opinión en el Noticiero Radiofónico Enfoque de NRM Comunicaciones, espacio que condujo durante 12 años. Ha colaborado, además, con W radio 96.9 FM, Radio Fórmula 970 AM y 103.3 FM, Editorial Notmusa, Diario Síntesis. Cuenta con estudios de Maestría en Administración de Negocios MBA por la Universidad Latinoamericana, es Licenciado en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Premio México de Periodismo 2010, otorgado por la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (FAPERMEX)