Select Page

LO DE HOY: DESAFIAR LA AUTORIDAD

LO DE HOY: DESAFIAR  LA AUTORIDAD

La crisis integral de desarrollo humano que se vive en México (y tal vez en otros países) tiene hoy su expresión más baja.

Muy probablemente en esta caída libre que ha provocado la severa descomposición del individuo humano, de la familia y de la sociedad, sea un auténtico agujero negro y quizá nunca lleguemos a presenciar en qué acaba.

Lo que sí vemos con profunda tristeza y con dolor inaudito, es que uno de los signos del resquebrajamiento es que se ha hecho cotidiana a falta a toda forma de autoridad.

Para el caso de nuestro país, mucho abonaron los titulares o representantes de la autoridad, al convertirla en un pretexto para abusar del poder o para robar del dinero púbico.

De este empobrecimiento de la imagen de la autoridad en cualesquiera de sus formas, avanzó desde el lado contrario la práctica del desafío, hasta volverse hoy una mofa, un reto, una humillación de la gente a todo lo que representa autoridad.

Padres, madres, maestras, maestros, prefectos, vigilantes, inspectores, verificadores, auditores, cobradores, policías, guardaespaldas, y muy actualmente militares y marinos, son vistos en todas partes y a todas horas como víctimas de actos humillantes, protagonizados por auténticos sinvergüenzas que marchan por atajos en una vida que tiene los caminos bien trazados.

Mientras desde la casa no pongamos freno a esta inercia de reto contra la autoridad paterna o materna, o de la autoridad escolar, que a su vez deriva de una falta de cumplimiento cabal del papel que nos corresponde en el hogar y en la escuela, no vamos a recuperar nada de lo que ya se ha perdido.

A lo mejor otras generaciones intentan comenzar desde cero sobre nuestras cenizas, pero deberán hacerlo a partir de la destrucción total de cualquier forma de ética y de moral, de las que hoy en 2019 ya queda muy poco.

De interés

Share This