Tula, tres frentes fríos, que están candentes.

0
1066

Tal como lo arrojó el análisis coyuntural, una vez pasadas las fiestas patrias Tula entra en un tramo difícil en el camino de la vida pública.

Los grupos de poder están ejerciendo presión fuerte sobre el nuevo gobierno municipal en varios frentes. Uno de ellos, el más peligroso, es el de las deslealtades internas y golpes bajos del grupo de regidores y empleados municipales que se han aliado para filtrar convenientemente información al exterior antes de que lo haga el alcalde por medios oficiales.

Mario Francisco Guzmán Badillo, presidente municipal de Tula

Uno. Muy complicado está resultando enfrentar los avances en los trabajos de la obra federal de CONAGUA que ha terminado por convertir el antiguo Río Tula en un oprobioso canal de aguas putrefactas.

La millonaria obra, en la que grandes cantidades de dinero se han desviado por actos de corrupción que son complicados de demostrar -como suele ser el abuso de los vivales-, tiene incontables imperfecciones; en varios de sus puntos está mal hecha y los daños colaterales a la infraestructura histórica son irreparables.

Esto, luego de que, entre 1947 y 1952, se construyó la Presa Endhó; 75 años desde el primer acto emprendido para encauzar al Valle de Tula los desechos domésticos, comerciales, púbicos e industriales del Valle de México.

Muy lejos y muy débil ha quedado el argumento de que la actividad agropecuaria se beneficia con las aguas negras.

En el Estado de México, Puebla, Tlaxcala, Querétaro, Guanajuato, hay evidencias contundentes de la gran cultura alimentaria que se ha desarrollado sin el uso de aguas negras.

Digan lo que digan, adicionalmente a los abusos de autoridad que emprende la CONAGUA contra quien levante la voz, proteste o se inconforme por los atropellos, está pendiente la construcción de plantas de tratamiento de aguas, para atenuar los efectos del infierno ecológico.

Dos. Suburbia abrirá sus puertas y muy seguramente dará empleo a un buen número de personas, como ya lo hacen las otras grandes marcas de supermercados y tiendas de muebles o aparatos; la economía local y regional se mueve, hay empleo, hay ingreso, hay gasto… y hay peligro. La desaparición de personas, los crímenes violentos, los delitos federales o los comunes, no dejan de enmarcar estos procesos económicos.

Suburbia Tula

Tres. Con el proceso electoral ya en marcha, las expresiones internas del único partido político que queda formalmente en México, MORENA, libran batallas desproporcionadas por alcanzar posiciones, conservar o aumentar las que ya tienen.

Una vez que, con el ascenso nacional de Claudia Sheinbaum, en la cúpula parecen haberse afianzado para la continuidad como protagonistas el súper delegado de los programas sociales Abraham Mendoza Zenteno y el director regional Eduardo Durán Laguna, la guerra se ha desatado en los siguientes niveles.

Adicionalmente, dadas las súper alianzas que a nivel nacional se han consolidado -con todo y algunas turbiedades típicas-, muy seguramente seguiremos viendo y escuchando a Cuauhtémoc Ochoa y a Octavio Magaña Soto, del Verde, como a Tania Valdez Cuéllar, del PT.  

 

Octavio Magaña Soto, diputado

En algunos municipios y distritos han comenzado ya a figurar ciertos nombres en la vanguardia y solo esperarán a que el posicionamiento se confirme en las encuestas, para ser postuladas o postulados. En otros va a estar difícil decidir, pues amén del desgaste histórico de los políticos, las sociedades locales no se desviven por aplaudir otra vez para que nuevamente se les defraude en el desempeño de los servidores públicos o representantes populares.   

En los días más recientes han cobrado mayor fuerza al menos cuatro figuras, por su activismo Felipe Mendoza Zenteno, uno de los más prominentes fundadores de la izquierda local, regional, estatal y nacional, que cedió el paso al encumbramiento de su hermano Abraham, que ha resurgido para reclamar el derecho de sangre y que ha despertado interés entre “las bases” en La Ciudad de Los Atlantes.

Felipe Mendoza Zenteno

Victorino Apodaca, se plantó en el corazón de la capital tolteca y ahí bajo el kiosko, entre las pérgolas, respaldado por el dirigente estatal de MORENA Marco Antonio Rico, mandó señales de que está en la pelea.

Cristhian Martínez participó en una cabalgata patria por pueblos del norte, a la que vino su amigo secretario de agricultura Napoleón González, con la bendición del secretario de planeación Miguel Ángel Tello, y también mandó mensajes de estar dispuesto a no ceder ni un milímetro de terreno.

Y Noé Paredes Meza, quien no se cansa de elogiar al gobernador Julio Menchaca y que encontró en la transferencia de activos ex priístas al Partido Verde la esperada puerta que ya lo tiene instalado en el proceso interno de MORENA en busca de la presidencia municipal de Tula.

Así inicia octubre, así entra el otoño de 2023 en Tula. Tres frentes fríos, que están candentes.