PRIMER ANIVERSARIO DE LA INUNDACIÓN DE TULA Y LXI ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DE LA DIÓCESIS DE TULA

0
160

Por Juan Pedro Juárez Meléndez, Obispo de Tula

Queridos hijos e hijas de nuestra amada Diócesis de Tula, especialmente aquellos que fueron afectados por la inundación.

Al cumplirse un año de la inundación de Tula y otros pueblos cercanos al Río, recordamos todavía con gran dolor y tristeza lo sucedido el 07 de septiembre de 2021. Más de tres mil familias, en la región de Tula y otras más por donde pasa el cauce del Río Tula, sufrieron daños irreparables en sus viviendas y en sus bienes muebles, que con mucho sacrificio y trabajo de varios años fueron adquiriendo.

Pero más grave y lamentable fue la pérdida de la vida de los hermanos en el Hospital del IMSS y de algunos más que también murieron en otras circunstancias. A ellos Dios les conceda el eterno descanso junto al Señor de la Vida, y a sus familiares, amigos y conocidos el consuelo y la esperanza de la vida futura. En las misas de ese día en toda la Diócesis suplico a mis hermanos sacerdotes a pedir por estas intenciones.

Después de un año de preocupación por todas estas pérdidas, unidas a las que ya veníamos padeciendo por la PANDEMIA, aún queda mucho por hacer para volver a empezar con gran esperanza.

Los esfuerzos y ayudas generosas de mucha gente dentro y fuera de la Diócesis, nunca serán suficientes ante la magnitud de los daños.

Sin embargo, la confianza en Dios que nunca nos abandona, nos impulsa a salir adelante con ánimo renovado y generoso, independientemente de la inmediata solidaridad que hicieron llegar las diversas instituciones civiles, gubernamentales y religiosas.

Ahora continúa la difícil tarea de reconstrucción por muchos años. Reconstrucción no solo de las viviendas, tiendas y negocios, sino sobre todo de las personas y familias afectadas anímica y Diócesis De Tula A. R. Diócesis de Tula A. R.