TULA: SON JÓVENES, PERO NO SON NOVATOS.

0
671

Son jóvenes, pero no son novatos: es el gabinete más joven y con más estudios en la historia del gobierno municipal.

En poco tiempo más se abrirá la etapa de campañas del proceso político electoral sui géneris que se vive en el país.
Como pasa en el mundo entero, las elecciones suelen ser una especie de evaluación al desempeño de los gobiernos.
El gobierno federal concluye un ciclo y se va, los electores podrán calificar su desempeño y, con base en la percepción de sus resultados, revalidarlo o desaprobarlo.
La población que está en posibilidades de votar expresará su juicio también respecto al desempeño de sus legisladores federales, diputados y senadores.
En algunas entidades federativas se elegirán también otros cargos. En Hidalgo se renovará el congreso local: treinta curules estatales entran en juego.
El gobierno de Omar Fayad Meneses se ha ocupado, bien, de los temas torales de la entidad, de sus relaciones con diversos actores de la vida nacional e internacional.
Con acciones frontales que, si bien pudieron haber generado escozor de principio entre la clase política, hoy cuentan con un amplio respaldo entre las estructuras estatales de la población civil, de los propios grupos políticos, del sector productivo, de los inversionistas y de los trabajadores.
Este buen momento es compartido en Tula por la administración de presidente Gadoth Tapia y sus gobernados.
En ambos casos han surgido nuevas figuras que han respondido a los desafíos a la altura de las circunstancias.
Allá Israel Félix, el responsable del diseño, instrumentación, ejecución y evaluación de las políticas públicas, y Laman Carranza, a cargo de la planeación con nueva perspectiva.
Aquí el secretario general del gobierno Octavio Magaña Soto, a la cabeza de un grupo de jóvenes y probados servidores públicos que ya consolidaron equipo y liderazgo entre la opinión pública.
Las dos principales pruebas para estas alineaciones serán la defensa práctica de sus resultados ante la opinión pública y la operación política para garantizarle al partido que les abrió el chance una victoria sin objeciones.
Para eso ya están metidos en el trabajo Leoncio Pineda allá y Héctor Arana aquí.
Al de Octavio Magaña y Héctor Arana hay que sumar media docena de nombres con suficiente perfil para hacer la tarea: Janet Arroyo Sánchez, Alma Irays Ramírez Vega, Magda Olguín Rodríguez, Alejandro Álvarez, Fernando Alfonso Ávila Hernández.
Se trata, por cierto, del gabinete con el menor promedio de edad y el mayor nivel de estudios en toda la historia del gobierno municipal de Tula de Allende, la segunda-tercera ciudad en importancia, del Estado de Hidalgo.
Así viene, enseguida, el período de campañas, mientras los gobiernos siguen los trabajos y los días.

Artículo anteriorASF: UPFIM DE HIDALGO, EN ESTAFA MAESTRA
Artículo siguienteCUAUHTÉMOC OCHOA: «SOY CIUDADANO, MÁS QUE POLÍTICO»
Fernando Alfonso es uno de los periodistas con mayor credibilidad en el panorama informativo y de opinión en el estado de Hidalgo. Dirige AVSI Comunicación, multiplataforma a la que pertenece el Periódico El Origen y la Revista DeFRENTE. Se consolidó como líder de opinión en el Noticiero Radiofónico Enfoque de NRM Comunicaciones, espacio que condujo durante 12 años. Ha colaborado, además, con W radio 96.9 FM, Radio Fórmula 970 AM y 103.3 FM, Editorial Notmusa, Diario Síntesis. Cuenta con estudios de Maestría en Administración de Negocios MBA por la Universidad Latinoamericana, es Licenciado en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Premio México de Periodismo 2010, otorgado por la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (FAPERMEX)