Blanca Aidé Solano López: del aula a la vida.

0
301

Sensibilizar frente a la discapacidad para mejorar el desempeño académico en bachillerato.

Por: Blanca Aidé Solano López

La autora.

Mi nombre es Blanca Aidé Solano López, soy egresada de la Licenciatura en Pedagogía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), tengo una Maestría en Sexología Educativa, Sensibilización y Manejo de Grupos, que realicé en el Instituto Mexicano de Sexología.

Recibí la medalla Gustavo Baz Prada por parte de la UNAM como el mejor servicio social 2002, así como el reconocimiento nacional por parte de la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno federal en ese mismo año.

Me he formado con diversos cursos y diplomados relacionados con la educación en instituciones como el Tecnológico de Monterrey (ITESM), la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), la propia UNAM, y cursé un diplomado sobre competencias docentes en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Tengo veinte años de experiencia como docente universitaria y actualmente trabajo para una universidad particular en la Licenciatura de Pedagogía y en la Maestría en Innovación y Creatividad en Educación

Mi plaza principal es como Orientadora Técnico en Educación Media Superior de la Escuela Preparatoria Oficial número 181 perteneciente al gobierno del Estado de México; en este ámbito, como Orientadora, llevó aproximadamente 16 años de experiencia.

He sido ponente en congresos nacionales de diferentes universidades como UJAT, UAEM e IPN; participé en el Congreso Internacional de Sexología en La Habana, Cuba.

Nací y vivo en Tultepec Estado de México y soy la orgullosa mamá de una niña de seis años A la que he educado desde una familia monoparental y por lo tanto me considero, no una madre soltera, sino una jefa de familia.

La Maestra Solano, quien ha tenido participación en medios de comunicación sobre los temas de su especialidad, publicó recientemente su trabajo sobre la importancia de sensibilizar a los estudiantes de bachillerato frente a las discapacidades y con ello contribuir a mejorar su desempeño académico. Aquí les presentamos su trabajo.

La investigación.

Dentro del proceso de enseñanza y aprendizaje, uno de los aspectos más relevantes y visibles, es el aprovechamiento académico, mismo que se refleja en indicadores como el promedio grupal y el porcentaje de aprobación.

La Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y su Inclusión Social (DOF 2018) establece que son personas con discapacidad aquellas que presentan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales, previsiblemente permanente que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

La discapacidad por mucho tiempo ha sido vista, hasta cierto punto, como una condición maléfica, donde se le ve al individuo como enfermo, y resaltan los sentimientos de inferioridad hacia estas personas, así como una tristeza por sus condiciones de vida.

Para entender mejor este concepto, nos remitimos a la clasificación de acuerdo al INEGI (s/f) en el primer nivel se encuentran las discapacidades sensoriales y de comunicación, motrices, mentales, así como múltiples y otras.

La sociedad entendida como “normal” dentro de los estándares, hace que ver a las personas con discapacidad como aquellos individuos que no tienen la capacidad de ser funcionales con ellos mismos o con la sociedad, y debido a la falta de reconcomiendo ante esta situación, provoca que a estas personas se les vea como un agente externo y extraño dentro de este mundo “sano”.

Es necesario entender que existe una diversidad humana en la que están incluidas las personas con discapacidad y lejos de verlas como agentes extraños habría que visualizarlas como una persona más, que tiene una función para sí mismos y para la sociedad.

Además la Secretaria de Educación Pública (SEP) tiene el Programa para la inclusión y la equidad educativa, que pretende asegurar mayor cobertura entre todos los grupos de la población para la construcción de una sociedad más justa mediante normas y apoyos para los servicios educativos públicos, así como el mejoramiento de infraestructura y equipamiento de instituciones públicas de educación básica, media superior y superior, que atienden población en contexto de vulnerabilidad y/o discapacidad” (SEP 2019)

En el programa de valores, denominado “CONVIVE”, (Consejo para la Convivencia Escolar) que se ejecuta en el Estado de México, se hace referencia a varios valores que deben ser asimilados por los alumnos, mismos que les ayudan a ser personas con aptitudes, conocimientos y destrezas, lo que provoca la funcionalidad para la sana convivencia escolar y por supuesto social.

Su objetivo es: Fortalecer la convivencia escolar y disminuir la violencia escolar, entre ellas el Bullying en los planteles del Sistema Educativo Estatal y Federalizado, mediante la acción coordinada de las redes de apoyo, a fin de fomentar los principios de igualdad, equidad y no discriminación entre la población estudiantil, para impulsar una mejor formación de los estudiantes en un ambiente de valores, derechos humanos y diversidad cultural con el propósito de generar una Convivencia Escolar Armónica. (GEM 2019)

Metodología

Es innegable que las actividades convencionales, realizadas por el Departamento de Orientación Educativa, para implementar el programa de Valores y lograr su objetivo, aportante experiencias didácticas que en muchas ocasiones solo se quedan plasmadas en papel y no tienen una influencia directa en el cambio de comportamiento de los alumnos.

Estas actividades son:  realización de trípticos, conferencias, cine debate, periódicos murales, por mencionar solo algunas, sin embargo desde esta proactiva, se decidió tener una experiencia vivencial, donde los estudiantes asumieran los diferentes valores, en una convivencia armónica con alumnos del Centro de Atención múltiple Núm. 17 (CAM Núm. 17) para detonar su sentimiento de empatía y así mismo reflexionar sobre su práctica estudiantil, la cual determina su desempeño académico, es decir valorar la situación que viven ellos al estar en una escuela regular y tener físicamente los recursos para solventar sus estudios.

En el CAM Núm. 17 se brinda atención a alumnos con diferentes discapacidades, y además existen personas que tienen pocos recursos económicos para la educación de sus hijos, así como tutores que aún desconocen la forma para dirigir a sus hijos hacia un desarrollo pleno, independiente de su discapacidad.

La relación con el CAM Núm. 17, ha favorecido la interacción con los grupos del segundo grado de la Escuela Preparatoria Oficial Núm. 181. En primera instancia se realizó un taller de sensibilización hacia la discapacidad, donde los estudiantes de la Preparatoria, vivenciaron de manera temporal una discapacidad, de acuerdo a la clasificación general, para ello se optó por dividir al grupo en equipos, a un integrante del equipo tenía los ojos vendados, a otro más, se le amarró un brazo pierna a su cuerpo, los restantes tenían tapones en los oídos; bajo estas características, participaron en un rally donde tenían que realizar actividades específicas en cada estación, al realizarlo de manera correcta y cooperativa, obtenían su puntaje.

Estas actividades les detonaron diversos sentimientos, principalmente impotencia y frustración, con ello la empatía hacia las personas con discapacidad fue relevante, pues se colocaron en el lugar de ellos y desde ese momento iniciaron a valorar su propio cuerpo y sus capacidades intelectuales.

Esta actividad, fue realizada con el apoyo de estudiantes del Instituto de Integración Cultural A. C, de la Licenciatura en Pedagogía, quienes a treves del Departamento de Orientación y con el apoyo de diversas materias, organizaron una convivencia navideña, en ella ambas instituciones interactuaron.

Por parte del CAM 17, realizaron  una pastorela y la EPO 181 presentaron un villancico, donde además de convivir entre alumnos, se generó la ilusión por parte de los más pequeños, pues un alumno de la Preparatoria, decidió portar el atuendo de Santa Claus, con ello los niños se aceraban para solicitar sus regalos y deseos para esa época, esta acción en específico propició en los alumnos una sensibilización hacia la discapacidad y revaloración de sus capacidad, pues la idea central era que los alumnos de la preparatoria percibieran que, independiente de la situación que viven los alumnos del CAM, todos  y cada uno de los días, ellos y ellas hacen lo que está a su alcancen para cumplir metas específicas, esto significa que requieren un mayor esfuerzo y dedicar más tiempo para lograr sus objetivos físicos y mentales, pero al final de ese tiempo alcanzan la meta.

Indudablemente el valor que se ve en estas acciones, es la perseverancia, con ello, los alumnos de la preparatoria se dieron cuenta sobre la forma en que pueden lograr sus objetivos, es decir, asumir las metas a corto plazo de una forma sencilla, poco a poco, para alcanzar su objetivo, que en este caso lo primordial era, obtener un mejor aprovechamiento escolar a cierre del semestre anterior.

Resultados  

Haciendo un comparativo, los resultados tangibles obtenidos fueron los siguientes (F911 2018, 2019):

Ciclo Escolar Turno Grado Grupo Semestre Promedio General Porcentaje de aprobación
2017-2018/I Matutino 3 7.22 57.14%
2017-2018/II Matutino 3 8.09 82.05%
2018-2019/I Matutino 3 8.53 90.91%
2017-2018/I Matutino 4 7.76 63.83%
2017-2018/II Matutino 4 8.07 82.61%
2018-2019/I Matutino 4 8.59 88.89%

Como se puede observar en la tabla, el semestre en el que se realizó la actividad de convivencia con el CAM Núm. 17, hubo un incremento en los promedios y el aprovechamiento de los alumnos. Sin lugar a dudas reconocemos que el incremento de los indicadores es multifactorial, pero hacemos referencia a las actividades realizadas con el CAM lo que ha permitido conocer y reconocer a las personas con discapacidad, y a su vez sensibilizar a los alumnos hacia este temática, pero también hacia el logro de sus metas, en donde parte de su desarrollo como estudiante es lograr un promedio al redero del 8.0 y con un decremento en las materias reprobadas para colocarse en una institución de nivel superior, en el área que ellos deseen colocarse.

Al iniciar el cuarto semestre de este ciclo escolar, se llevó a cabo otra convivencia por la celebración del día del niño, en donde los alumnos de la preparatoria invirtieron para regalar pelotas a cada uno de los alumnos del CAM Núm. 17 y para convivir y relacionarse entre ellos, esto ha sido el mecanismo para seguir motivando a los alumnos para no desistir en el logro de sus objetivos.

Como actividad final, se tiene contemplada una convivencia al cierre del ciclo escolar, donde nuevamente se estará interactuando entre los alumnos de ambas instituciones y entrelazando relaciones de amistas y mutua apoyo, propiciando así que, en futuras generaciones, se lleve a cabo esta práctica y verlo como un proyecto de investigación longitudinal donde se plasmen los resultados obtenido a través de diferentes generaciones.

Conclusiones

Con certeza, esta estrategia está funcionando con los alumnos de la EPO 181.

Se espera que al final del cuarto semestre se vean los resultados positivos en los indicadores, donde se observe una mayor estabilidad en los mismos.

Esto hará que los grupos se beneficien de manera directa en su aprovechamiento; pero, sobre todo, en una reorganización de su escala de valores, donde haya inclusión ante la diversidad humana, con empatía hacia cualesquiera personas y la solidaridad hacia su comunidad.

Estos valores son fundamentales para una sociedad donde se debería velar por el bien común de todos y cada uno de sus integrantes.

Esta premisa está marcada en el perfil de egreso que a la letra dice:” Reconoce que la diversidad tiene lugar en un espacio democrático, con inclusión e igualdad de derecho de todas las personas” (SEP 2018).

Apostamos a que esta práctica interinstitucional genera cambios positivos en la personalidad de los estudiantes, con la aceptación a la diversidad humana, así como el logro de sus metas personales.

Artículo anterior57 COSAS QUE NO SABÍAS DE MÍ.
Artículo siguienteLORENA PATCHEN: LA MATERNIDAD, UNA MIRADA DISTINTA
Licenciado en Periodismo y Comunicación Colectiva por la UNAM, Especialista en Análisis Político para la Comunicación Social, Maestro en Educación, Doctor Honoris Causa por el Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa (CIHCE). Locutor de radio y televisión certificado por la SEP. Medalla “Luis M. Farías” 2018 de la Asociación Nacional de Locutores de México (ANLM) por 25 años de locución profesional. Capacitador externo registrado ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, certificado por el CONOCER. Autor de los libros Manual de Comunicación Práctica y Comunicación Para Líderes. Ha sido profesor en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y en otras instituciones universitarias. Es Director General del Instituto Comunicación Para Líderes, (Consultoría en Imagen Pública y Comunicación Social).