COVID 19 EL NUEVO COMPAÑERO EN LAS ORGANIZACIONES.

0
1475

Por: Psic. Diana Salazar Jiménez*

Un estudio realizado por Citrix denominado “The future of the working week”, mostró que el 64% de los trabajadores mexicanos están atravesando por una epidemia de estrés laboral, ya sea por trabajo directo en la oficina o en casa.

Más de la mitad de los trabajadores mexicanos estaría pasando una situación relacionada con estrés: insomnio, ansiedad, preocupación o sensación de opresión en el pecho podrían ser algunos síntomas que acechan a gran parte de estos trabajadores. Pero ¿qué significa esto?, o ¿qué implicaciones puede tener el factor estrés en el factor humano?

¿Qué te provoca el despertar y escuchar la alarma temprano por las mañanas sabiendo que te espera un día lleno de actividades?  La esperanza ante la oportunidad de realizar cosas nuevas, terminar los pendientes del día anterior, disfrutar de las actividades, quizás.

Sin embargo, en repetidas ocasiones no siempre suele ser de estas formas, nuestro sistema nervioso ante algún estresor comienza a estimularse,  preparando a nuestro organismo para una reacción de lucha o huida.

Si este estímulo es frecuente puede adaptarse al organismo y funcionar de manera normal, dependiendo las exigencias de dicho estresor.

Sin embargo, cuando esto no ocurre, comienza el verdadero agotamiento, se pierde la capacidad de adaptación desencadenando un sinfín de enfermedades.

Hablando a nivel laboral, presento tres puntos iniciales que podrían desarrollarse en un entorno de trabajo sometido a estrés en las dos modalidades, presencial o home office.

Miedo al contagio

El hecho de tener que salir de casa y realizar las actividades esenciales nos coloca en un entorno de miedo a podernos contagiar del virus, el tener contacto con el compañero o pensar si alguien ya lo ha desarrollado y aún no lo saben.

Por otra parte, el pensar en el entorno familiar y saber que existe un riesgo latente de poder traer el virus a casa.

Angustia

Ante el aislamiento y la dificultad para llevar a cabo el trabajo desde casa, ¿lo estoy haciendo de la forma correcta?

Aquí no hay un jefe a mi lado que me diga directamente como hacerlo, la comunicación puede verse distorsionada y entonces realizar las actividades partiendo desde “lo que creo que entendí en las instrucciones de trabajo”.

No existe alguna relación entre compañeros que nos permita salir de la rutina laboral, lo que para algunos se convierte en un factor estresante, no poder salir de casa e interactuar con el entorno.

La nueva forma de trabajar

Trabajar desde el hogar se convierte en un nuevo desafío para los empleados; desde el establecimiento de horarios para trabajar en casa; quien tiene hijos, la atención entre los mismos y la actividad laboral, el uso de nuevas aplicaciones para llevar a cabo el trabajo y que en ocasiones el individuo no se encuentra familiarizado con estas, pudiendo generar frustración ante los nuevos retos.

Por otro lado, en el trabajo directo o presencial y las nuevas maneras de relacionarnos en el entorno laboral, el uso de diversos artículos que pretenden evitar un contagio tales como cubrebocas, careta facial, guantes, gel antibacterial.

Podría resultar un tanto incómodo y difícil de incorporar estos instrumentos en la jornada de trabajo.

Además, la nueva forma de relacionarnos, platicar, saludar, generar cierto intercambio emocional, puede verse afectado en el clima laboral de la empresa ante estas nuevas prácticas.

Sin duda habrá muchos cambios en las empresas, ante el descubrimiento del Covid-19, nuevas prácticas organizacionales, el desarrollo de nuevos enfoques en el tema de factor humano y sobre todo el manejo del estrés, ante un nuevo agente que vivirá todos los días en el ambiente, enfrentándonos a los nuevos riesgos psicosociales que implicará este virus.

*Psicóloga de la Salud.