Select Page

¿DAÑA O BENEFICIA EL CAMBIO DE HORARIO?

¿DAÑA O BENEFICIA EL CAMBIO DE HORARIO?

Por Fernando Alfonso Ávila.

Este fin de semana hemos dado paso en México al horario de invierno, con lo cual atrasamos una hora nuestros relojes a las tres de la mañana del último domingo del mes de octubre, para que marquen las dos a.m.
En realidad, lo que ahora conocemos como horario de invierno es el que siempre conocimos como horario estándar.
Lo que se creó fue el horario de verano, conocido también como el tiempo de ahorro de luz, y el cambio se realiza el primer domingo del mes de abril. Se adelantan una hora los relojes.
El origen del cambio de horario se remonta a 1784.
Siendo en esa época Benjamín Franklin embajador de los estados Unidos en Francia, envió una carta a Le Journal de París en la que proponía algunas medidas para el ahorro energético.
Imponer impuestos a las personas cuyas contraventanas impidieran la entrada de luz a sus habitaciones, reducir el consumo de cera y velas, hacer repicar las campanas de la iglesia al amanecer para que toda la gente se levantara a la misma hora.
Desde luego que las medidas propuestas por el embajador no fueron tomadas en cuenta… al principio.
Más adelante fueron retomadas y se aplicaron algunas hasta que se llegó a la conclusión de que lo mejor era cambiar el horario.
La primera vez que se aplicó el cambio de horario fue durante la primera guerra mundial, luego se dejó a un lado y se reanudó en 1973, a partir de la que se conoce como La Crisis del Petróleo.
El cambio de horario se ha adoptado en diversos países del mundo en diferentes fechas y con resultados diversos.
El motivo de tener dos horarios es ahorrar energía al hacer menos uso de la electricidad y aprovechar al máximo la luz solar.
En México, el cambio de horario se adoptó desde 1996, para evitar desórdenes en operaciones financieras o en vuelos internacionales, principalmente para evitar el desfase económico que se generaba con los Estados Unidos dos veces por año, porque nuestros vecinos del norte ya aplicaban el cambio de horario.

 

Aunque el cambio de horario ya es una realidad que forma parte de la vida en nuestro país, sigue habiendo personas a quienes les parece que este supuesto ahorro de energía no es real.
Muchos se preguntan todavía, ¿para qué sirve el cambio de horario? Y si este adelantar o atrasar de los relojes causa algún efecto en la salud.
Algunos creen que, al retrasar el reloj, durante todo el período estaremos durmiendo una hora más.
El Doctor Ulises Jiménez, responsable de la Clínica de Trastornos del Sueño, de la UNAM, explica que, en efecto, se duerme una hora más, pero sólo y únicamente el día preciso del cambio de horario.
El resto de los días estaremos durmiendo el mismo tiempo promedio que en el resto del año, según las horas que duerma cada persona.
Aún así, hay personas que dicen sentirse más descansadas y más animadas durante este horario de invierno, para realizar sus actividades cotidianas.
Quienes padecen insomnio o trastornos del sueño, este horario puede representarles algún beneficio; sin embargo, a quienes padecen malos hábitos de sueño, muy a pesar del cambio de horario, lo más probable es que vuelvan a ellos y con eso a sentir cansancio durante el día.
Horario de invierno, pues, a partir de este domingo; ojalá que los impuntuales, al llegar tarde una vez más, dejen de echarle la culpa al cambio de horario.

De interés

Share This