Eduardo Reyes Quiroz, en la cumbre.

0
307

Por: Samuray Sami Sami

Talentoso, inspirado, sensible. Dueño de una voz privilegiada que se ha pulido en sus incontables vivencias artísticas, Eduardo Reyes Quiroz tiene actualmente un lugar propio en el mundo de la música.  

Comenzó su carrera desde pequeño, cantando -como muchos- por gusto y por compartir la alegría de su corazón.

Durante su adolescencia, en el coro Santa Ana de la iglesia católica comenzó a componer cantos para coro: ganó un segundo lugar en Cantos a María, en el 450 aniversario de la aparición de la Guadalupana. Estuvo varios años ahí y aún sigue viéndose con los amigos del coro.

Continuó estudios de guitarra popular y canto; durante el internado de medicina formó un coro de médicos internos y un dueto con Fernando Camacho, cantautor sinaloense.

Llegó a España, donde tuvo la oportunidad de conocer a Jorge Peña, amigo del famoso guitarrista Antonio Bribiesca, en cuyo café de Palma de Mallorca (donde se reunían varios artistas) Eduardo cantaba canciones mexicanas.

Tuvo presentaciones como solista en auditorios en Oaxaca y Ciudad de México para eventos sociales.

Posteriormente, inicia estudios de canto profesional -hace unos cinco años- precisamente con quien ahora es su pianista particular, el compañero de actuaciones con el que ha hecho conciertos privados y en la sala Tepecuicatl de la CDMX, así como de difusión cultural para canto y piano con música operística.

Más adelante comienza estudios con el tenor Hugo Salmerón, en su grupo Expresión Clásica, donde incursiona con canto de baladas, música de mariachi, ópera y blues, en varios escenarios como el Teatro San Ángel, Plaza Cuicuilco, Sala Rodolfo Usigli en Coyoacán, Sala de Cultura de El Carmen, casa de cultura Jaime Sabines, y otros centros culturales.

Finalmente, se encuentra con el productor y autor Rodolfo Tovar (quien ha escrito canciones para Ricky Martín, Pedrito Fernández y otros más como el Grupo Garibaldi o Eugenia León), así como con el cantautor, compositor y arreglista Jorge Javier Martínez.

Con ellos realiza la producción del disco «Pequeño Gran Chopin», con ocho canciones originales de la autoría de estos productores y dos covers.

Este material, «Pequeño Gran Chopin» y «Grandes Baladas», fue presentado en la cafebrería “El péndulo”, en su sala de conciertos «El Foro del Tejedor».

Grabó con Jorge Javier Martínez, el disco de navidad “Noche de Paz” habiendo realizado primero un demo de seis canciones.

Inmediatamente después graba su disco de Grandes Baladas Volumen 1, en el que hace honor al ausente Príncipe de la Canción, José José -con su tema El Triste- y otros covers que se conocieron por intérpretes de gran renombre internacional de la talla de Josh Grovan, Julio Iglesias, Charles Aznavour, Buddy Richard, resultando superproducciones, que se han distribuido en todo el país.

Eduardo Reyes Quiroz ha tenido presentaciones en el Teatro Venustiano Carranza y en el Teatro de la República, interpretando las mejores canciones rancheras con mariachi, asesorado por el Máster de los mariachis Jesús “Chucho” López -actual presidente de la versión música de mariachi de la Asociación Nacional de Actores (ANDA).

Próximamente, este destacado hidalguense se presentará en el Teatro Ferrocarrilero de la CDMX, alternando con grandes artistas de la música mexicana.

Es Eduardo Reyes Quiroz, en la cumbre.