A 10 días de las campañas municipales en Hidalgo

0
359

 

En 10 días darán inicio las campañas políticas para renovar las 84 alcaldías del estado de Hidalgo y como nunca antes en el escenario estatal la cosa está que arde, sobre todo por la expectativa de lo que vendrá en las disputas rumbo a las alcaldías y no tanto por las campañas a diputaciones y al senado que por decir lo menos, en general, se sienten tibias y la gran mayoría desangeladas.

 

Tras la digitalización de la vida, la apertura a infinitas vías de información, y la evolución de pensamiento en la sociedad hidalguense actual, las y los candidatos tienen el mayor reto de sus historias en materia de comunicación, por lo que no deberán quedar a deber en esa área, determinante, durante el periodo electoral.

 

Para quien esto escribe, todas y todos los candidatos arrancan en una posición de desventaja porque en la gran mayoría de los casos se han enfocado en resolver, al interior de sus partidos o grupos de interés, conflictos administrativos y meramente políticos que dejan como si fuera un tema secundario a la sociedad, la gente, y los intereses colectivos.

 

En este segundo planteamiento, de privilegiar los intereses de la gente (o de minimizarlos, como ya ha sucedido) podrían radicar dolorosos descalabros o sorpresivas victorias, toda vez que el factor tiempo le va jugando en contra a quienes se han detenido a resolver nimiedades y ha dejado de ver el macro proyecto (o al menos la macroprpuesta) que debería estar consolidando.

 

De tal manera que, sin que un solo aspecto de las campañas deba asumirse como insignificante, el ciudadano espera la presentación no solo de propuestas aisladas, coquetas, o “pegadoras”, sino la conformación de un plan viable, acorde a las necesidades de la gente, que dé respuesta a las demandas claras que por años han sido visibles pero que simplemente no son resueltas. Pedir un plan de largo aliento que contemple a las nuevas generaciones que vivirán en estos espacios en los próximos 10 o 20 años, la verdad, no es mucho pedir.

 

Bonito para la parte folclórica los primeros ataques entre partidos en redes sociales, algunas declaraciones chistosas de un político contra otro, muy amenas las pequeñas reuniones para dorar la píldora a un líder o a otro, pero ¿y las propuestas de fondo? ¿El plan? ¿los análisis estadísticos?

 

Estamos a muy pocos días para conocer quiénes darán la altura necesaria a las tan esperadas campañas políticas, quiénes le juegan al político solo “por la anécdota” y quiénes traen bajo el brazo la suma de soluciones para construir los municipios que tanto hemos anhelado. Que se haga la tarea importante, la que privilegia a la gente, que es la que vota, no solo a su compadre herido porque no obtuvo una candidatura y que ya en las urnas, tampoco votará por usted.

 

Privilegiar los intereses colectivos: obligatorio.