Mesas municipales de diálogo y unidad en Morena no alcanzan acuerdos, van a encuestas

0
1776

* Se calienta la arena política en Hidalgo, en la recta final de esta parte del proceso.

Tal como se preveía tanto por parte de las dirigencias nacional y estatal como de los propios aspirantes a las alcaldías, no se alcanzaron los acuerdos y consensos para postular candidatos de unidad.

Avanzadas las rondas de negociaciones de los 84 municipios de la entidad, ninguna de las municipalidades reporta que se haya cerrado el diálogo ni que hayan alcanzado un pacto definitivo.

En consecuencia, la representación del comité nacional que encabezan Mario Delgado Carrillo y César Cravioto Romero junto con las secretarías responsables del proceso en el comité estatal que dirige Marco Antonio Rico Mercado, optarán por definir las postulaciones por la vía de las encuestas.

Resalta el hecho de que la mayoría de los participantes en las mesas han manifestado públicamente su aceptación al recurso de la consulta entre militantes para conocer su verdadera posición en las preferencias y así determinar las fórmulas de candidatos a los ayuntamientos, en las que se prevé que puedan ser incluidos todos los líderes con mayor base popular.

  

En el tercer municipio en importancia de la entidad, Tula, luego de encendidos intercambios de opiniones, se ha roto prácticamente toda posibilidad de un acuerdo.

Los “fundadores”, que vienen a ser el ala radical y dura, compactaron en el último tramo su apuesta para respaldar a Felipe Mendoza Zenteno y ahí se plantaron.  

Al mismo tiempo, un aspirante no considerado en la mesa pero identificado con ese grupo, Eduardo Durán Laguna, echó a andar por fuera a sus seguidores para desplegar en cualquier espacio una campaña de exigencia para que se le considere como el mejor.

Por su parte, el aspirante Victorino Apodaca opera una campaña de apoyos en espacios digitales y en las horas recientes a la visita del Gobernador Julio Menchaca el reparto de volantes con datos sobre su perfil y trayectoria, lo que irritó a los convidados a la mesa.

Del mismo modo que fue lanzada en WhatsApp una encuesta que resultó ser un tiro en el pie para quienes la lanzaron el viernes 16 sin uno de los aspirantes, a éste le avisaron y lo incluyeron hasta el domingo por la tarde a pocas horas de concluir el lapso para la consulta digital; la estructura con la que cuenta intervino y le dio la vuelta al marcador en el último minuto.   

Así que para la capital tolteca lo más probable es que, una vez aplicada la encuesta por el propio personal de confianza que lo está haciendo en todas partes, el candidato propietario para la presidencia municipal de Tula se definirá entre Cristhian Martínez Reséndiz, Victorino Apodaca y Felipe Mendoza, en ese orden.     

En el otro municipio grande de la región, Tepeji del Río, el movimiento está sin pies ni cabeza.

La expresión de impacto más reciente es que un grupo de militantes ha emprendido una cruzada para echar por tierra el acuerdo del Instituto Estatal Electoral del Estado de Hidalgo (IEEH) para que la postulada sea una mujer.

Noemí Zitle del Grupo Universidad, Tania Valdez proveniente del PT y Reyna Dagda que viene del PRI están allanando sin querer el camino a la virtual aspirante del GPI y “neoverde” Aletzy Reyes, quien junto con el experto operador Salvador Jiménez tiene bien medido y trabajado el terreno.

Por el PRI ya trabaja fuerte Aracely Velázquez.   

Así pues, al acercarse la fecha de inicio de las actividades de campaña para la presidencia de la República y para los puestos en las cámaras de senadores y diputados del congreso federal, en marzo próximo, quedan aún por definir también las 18 fórmulas de candidaturas para las diputaciones locales de mayoría relativa en el congreso del Estado.

Como se recuerda, la militancia morenista de Hidalgo, especialmente la corriente identificada como “los fundadores”, en donde se presume una alta influencia y operación el delegado federal de los programas sociales Abraham Mendoza Zenteno, ha manifestado de muchas formas sus inconformidades.

En particular, rechazan la “imposición” de candidatos, con referencia a personas de reciente incorporación al movimiento que proceden de otros institutos políticos como el PRI y que han sido incluidos en las listas de aspirantes y precandidatos.

Los “duros” han desatado campañas muy agresivas en redes sociales y en tierra para demandar que se respete su derecho de sangre al considerarse en su mayoría fundadores del partido político creado por el presidente López Obrador.

El proceso que se desarrolla en la capital estatal Pachuca atrae la atención porque en la contienda por la curul en el Palacio Legislativo de San Lázaro se enfrentarán el exgobernador Francisco Olvera (PRI), a quien le han surgido serios señalamientos sobre su desempeño como mandatario, y Ricardo Crespo, quien fuera el presidente del tricolor y precisamente operara para Olvera Ruiz dos procesos electorales, con buenos resultados parala causa de entonces.

Terciará otro exfuncionario de la administración de Francisco Olvera, Guillermo Peredo, como abanderado de Movimiento Ciudadano (MC) en La Bella Airosa.

Otro caso de alto impacto ha sido la irregular postulación del candidato a senador por la segunda fórmula en Hidalgo Cuauhtémoc Ochoa Fernández, quien es señalado de tomar parte en la venta fraudulenta de Fertinal durante la gestión presidencial de Enrique Peña Nieto, de mantener fuertes vínculos con figuras impresentables y de omitir bienes en su declaración patrimonial.

De casi nada sirvió el desmentido que en su derecho de réplica envío a un diario nacional el político que radica en Polanco, Ciudad de México. La piedra a la que le ataron el tobillo está muy pesada.  

Se calienta la arena política en Hidalgo.