¿ Y LOS MENORES DESAPARECIDOS EN MÉXICO?

0
307
MÉXICO, D.F., 20MARZO2013.- Familiares de mujeres, niñas y adolescentes presuntamente víctimas de trata, así como, de desaparecidas y desaparecidos, realizaron una protesta frente a las instalaciones de la Proucraduría General de la República como un mecanismo de presión para que sean recibidos por el titular la PGR Jesús Murillo Karam, ya que la semana se manifestaron de la misma manera y no recibieron respuesta advirtieron que cada semana protestarán hasta ser atendidos. FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM

En unos días más, el país estará celebrando este 2022 el Día del Niño. Así se conoce desde su origen y no hay una sola razón coherente para que deba llamarse ahora “Día de las Niñas y los Niños”, aunque ahora haya disposiciones legales para obligarnos a decirlo así. En fin.

Hay diversos aspectos de la niñez mexicana que hoy marcan la realidad a la que ese segmento de la población, compuesto por niños, niñas y adolescentes.

Desde el trabajo y la explotación infantil hasta el tráfico de personas menores, la explotación sexual de menores, la pornografía infantil.

La desaparición de menores es uno de los ángulos más complejos y dolorosos.

El especialista en temas de seguridad Héctor de Mauleón ha publicado hoy en el diario mexicano El Universal un artículo en el que aborda este fenómeno.

Refiere que catorce personas entre cero y 17 años de edad son reportadas diariamente no localizadas, según denunció el 18 de abril de 2022 la Red por los Derechos de la Infancia (Redim), con base en el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas.  

El periodista menciona que solo en 2021 ocurrieron cinco mil 110 casos de desaparición de menores.

Detalla el caso de la desaparición de una joven de 18 años, Mitzi Tonantzin López Cruz, estudiante del CCH Oriente en la CDMX, quien después de una cita médica abordó una combi en la Avenida Vicente Villada en Ciudad Netzahualcóyotl con dirección a Calzada Zaragoza, y nadie supo nada más de ella, su rastro se pierde a la altura de la Avenida Pantitlán. Había dejado su teléfono celular en casa y no llevaba objetos personales; no tenía problemas en su familia ni con sus amistades.

Refiere De Mauleón, así mismo, el caso de Emmanuel “N”, un joven de 14 años cuyos familiares lo reportaron como desparecido; lo habían visto por última vez en la Colonia Atlampa, alcaldía Cuauhtémoc. Fragmentos de su cuerpo desmembrado fueron encontrados días después en una calle de Gustavo A. Madero.

Pocos días después fueron encontrados los restos calcinados del niño Edwin Mauricio, reportado como desaparecido el 12 de abril en el municipio de Jesús María, en Aguascalientes; la fiscalía concluyó que su padrastro lo asesinó a golpes.

El 13 de abril, el niño de 12 años Ángel Gabriel “N” desapareció en la comunidad de Cuacnopalan, municipio de Palmar de Bravo, Puebla; iba con un tío cuyo cuerpo apareció en bolsas negras y los restos del menor aparecieron posteriormente en el municipio de Tecamachalco.

14 casos que se denuncian a diario, en cinco de los cuales no hay resultados, los menores siguen sin ser localizados.

Tania Ramírez, directora ejecutiva de Redim, declara que desde el inicio de la “guerra contra el narco” desatada por el gobierno de Felipe Calderón, se han incrementado sustancialmente las desapariciones.

Entre 1944 y 200 se habían reportado 159 casos de menores desaparecidos. Entre 2007 y 2012 la cifra subió a dos mil 313 casos.

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto prácticamente se triplicó el número: en 2018 había llegado a seis mil 103 desapariciones.

En lo que va de la administración de Andrés Manuel López obrador, 19 mil 445 niñas, niños y adolescentes han sido reportados como desaparecidos.

5 mil 102 no han aparecido ni vivos ni muertos.

Esta es la realidad, hoy.

¿Por qué no se habla de esto en los espacios gubernamentales en donde se supone que deben darse las soluciones?

Copyright Foto: Moisés Pablo @Cuartoscuro

Artículo anteriorJulio Menchaca anuncia la Financiera Estatal de Desarrollo para impulsar el campo, el comercio y la industria
Artículo siguienteEN MI GOBIERNO SERÁN PRIORIDAD LAS PERSONAS ADULTAS MAYORES: CAROLINA VIGGIANO
Licenciado en Periodismo y Comunicación Colectiva por la UNAM. Especialista en Análisis Político para la Comunicación Social, Diplomado por la Fundación Manuel Buendía y por el Centro Internacional de Investigación Política y Desarrollo Estratégico (CIIPDE). Maestro en Educación (Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Educación) por la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID). Doctor Honoris Causa por el Consejo Iberoamericano en Honor a la Calidad Educativa (CIHCE). Locutor de radio y televisión certificado por la SEP. Medalla “Luis M. Farías” 2018 de la Asociación Nacional de Locutores de México (ANLM) por 25 años de locución profesional. Capacitador externo registrado ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Capacitador certificado por el CONOCER. Autor de los libros Manual de Comunicación Práctica y Comunicación Para Líderes. Ha sido profesor en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y en otras instituciones universitarias. Es Director General del Instituto Comunicación Para Líderes, (Consultoría en Imagen Pública y Comunicación Social). Imparte seminarios, cursos, talleres y conferencias sobre temas de educación, comunicación y desarrollo humano (motivación, liderazgo, toma de decisiones, solución de conflictos, integración grupal, equipos de alto rendimiento).