Select Page

10 cosas que puedes hacer para llevarte bien con el Medio Ambiente

10 cosas que puedes hacer para llevarte bien con el Medio Ambiente

Por: Angélica V. Arellano.

El acuerdo firmado en la 21 Cumbre de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático ha sido calificado de histórico; habrá un antes y un después, con el objetivo de evitar el aumento de la temperatura de nuestro planeta, fue firmado por 195 países.

Las condiciones de la Tierra se están modificando, estamos viviendo los efectos de la actividad humana; se generan gases que calientan la Tierra y los ecosistemas se alteran, uno de los riesgos es la reducción y desaparición de especies de flora y fauna.

De los cuatro elementos de la naturaleza que conforman nuestra vida: Sol, Aire, Agua y Tierra, extraemos nuestra energía vital, cuidar de ellos es cuidar de nosotros mismos. La tierra nos provee del alimento, sin él podríamos vivir semanas; el agua nos hidrata y sin ella viviríamos días; pero sin aire no podríamos vivir más de cinco minutos y sin sol la vida no existiría.

Aprender a vivir en armonía con la naturaleza es algo que todos podemos hacer, si logramos un cambio en nuestros hábitos, tendremos una relación amigable con el Medio Ambiente, te presentamos los siguientes tips:

  1. La educación es la llave para vivir en libertad, aprendiendo a respetar la vida de todos; coexistir en armonía nos lleva a cambiar el paradigma cultural y a proteger la Tierra, asumiendo nuestra responsabilidad y enseñando a nuestros hijos el adecuado uso de nuestros recursos naturales.
  1. Amar la Tierra nos lleva a reflexionar sobre el consumo moderado de los productos que utilizamos para reducir nuestra huella ecológica y ocasionar un menor impacto a nuestra Tierra; si adquirimos lo que realmente necesitamos y tratamos de alargar su ciclo de vida, disminuiremos la cantidad de deshechos, cada habitante urbano genera más de 450 kilos de basura al año.
  1. Confía en tus pasos, camina más y quema menos combustible, el auto emite 2.5 kg de CO2 a la atmósfera, aligera tu vida y anda en bicicleta, sólo para adelante nunca para atrás.
  1. Purifica tu organismo, el agua genera y preserva la vida, sustenta nuestra energía vital y al mismo tiempo alimenta las presas hidroeléctricas que proveen a nuestro país de electricidad, todo está conectado, lo que afecta a uno nos afecta a todos, sin agua no podemos vivir, es frágil, cuídala como la joya más preciada.
  1. Estimula tu creatividad y dale vida a nuevos productos, reduce, reutiliza y recicla; los niños son la mejor fuente imaginación, desarrolla actividades manuales con ellos, aprenderán a resolver situaciones con lo que tienen y aportarán soluciones que generen un bien común.
  1. Nutre tu cuerpo y tu corazón con el amor a la vida y alimentos ecológicos, el equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu origina seres humanos sanos, dispuestos a colaborar y a compartir lo que son; evita la indiferencia y revela tu bondad en el cuidado de la Tierra y todos los seres que amorosamente alberga.
  1. Deja que fluya la energía del amor y desconéctate de lo que no te hace bien, los pensamientos positivos atraen lo bueno de la vida, los negativos la desequilibran y debilitan nuestra energía; los aparatos electrónicos conectados también debilitan a nuestro planeta, si no los utilizas apágalos y desconéctalos.
  1. Reduce el consumo de electricidad, los focos LED lo disminuyen hasta en un 75%, adopta energías renovables; la apertura al cambio nos da la oportunidad de renovarnos y reinventarnos, aportando más de nosotros mismos al bienestar de los demás.
  1. Reforesta todo lugar que alcance tu vista, un árbol absorbe una tonelada de dióxido de carbono durante toda su vida; los árboles son nuestros mejores aliados para amortiguar el cambio climático, ellos limpian el aire, el agua y el suelo regulando nuestro clima.
  1. Contempla a la naturaleza, aprende a apreciar las pequeñas cosas de la vida, cada especie tiene un sentido, la diversidad biológica nos muestra su grandeza y estimula nuestros sentidos; sentir la tierra, escuchar al viento o disfrutar de un dorado atardecer nos libera del estrés, recuperamos el equilibrio y volvemos a nuestra vida cotidiana con nuestra energía vital recargada, es innegable la mejora psicológica y fisiológica, nuestra salud logra un estado ideal de bienestar.

Así es como queremos vivir, con bienestar y un pleno desarrollo, el reto es hacer de nuestro mundo un espacio grato para vivir; hoy nos toca actuar y sumarnos a las acciones que promueven la fraternidad y la voluntad colectiva para mitigar el Cambio Climático y asegurar un futuro amigable para las nuevas generaciones.

De interés

Share This