LA POLÍTICA ASÍ, SÍ.

0
1296

Por Fernando Ávila Báez.

Corren los tiempos de la política y absolutamente nadie en México está fuera de ellos.

No solamente la política partidista, que por ahora está en el puente que le llaman “inter campañas” (en la que los aspirantes deben hablar menos, pero hablan más), sino la política que tiene en su esencia el diálogo para establecer acuerdos y consensos.

La política, en ese sentido, pasa a ser un instrumento muy útil del gobierno y de los ciudadanos para ponerse de acuerdo.

Por eso, mientras se mantengan abiertos los canales para el diálogo, estarán vigentes las posibilidades para ponerse de acuerdo y alcanzar soluciones a los problemas, sean del tamaño que sean.

¿Quiénes ganan con esta forma de comprender y practicar la política? Los ciudadanos.

Por eso alegra que las partes, desde las instituciones encabezadas personalmente por el gobernador Omar Fayad, por los presidentes municipales y los representantes populares, independientemente de su filiación partidista, junto con las personas y los grupos interesados en resolver los problemas, se sienten a la mesa y se pongan de acuerdo, sin causar daños a terceros.

En la región de Tula, como en Hidalgo y en el país, ese es el más claro camino para resolver los conflictos que hoy sobresalen, como la reorientación del proyecto en la obra del cauce del Río Tula, el pago de afectaciones y el levantamiento del bloqueo del relleno sanitario, los avances en las inversiones gubernamentales para disminuir los efectos de la inseguridad…

Vista así, la política es bienvenida.