Select Page

Tula: La sucesión de 2020, hoy.

Tula: La sucesión de 2020, hoy.

Por Fernando Ávila Báez.

A Ismael Gadoth Tapia Benítez le tocó en suerte encabezar el gobierno de uno de los municipios más complejos del país, en una época de transición democrática que ya es historia pura, y con una problemática tan difícil de manejar como de dimensionar en sus orígenes y alcances: Tula.

Erigido municipio el 6 de agosto de 1824, Tula de Allende cuenta hoy con casi 110 mil habitantes, distribuidos en las 54 comunidades que oficialmente lo integran y es cabecera de una de las 74 zonas metropolitanas del país.

Considerado por sus resultados como uno de los alcaldes mejor evaluados y con un muy buen nivel de aceptación entre sus gobernados, el presidente municipal de la capital tolteca inicia, con una baraja en la mano, la segunda parte de su administración.

En alianza más que firme con el gobernador del estado, Omar Fayad Meneses, con quien comparte filiación partidista en el PRI, a Gadoth Tapia le acompañan como representantes de Tula Ricardo Baptista González en el Congreso del Estado y Julio César Ángeles Mendoza en el Congreso de la Unión, ambos de Morena.

El efecto López Obrador arrasó en Hidalgo, abrió paso en el legislativo estatal al Grupo Universidad mediante el uso de los colores de Morena, y con ello la geopolítica hidalguense cobró nuevas formas.

En dos años se sabrá qué tanto minó al PRI la victoria morenista del 1 de julio, pues ambas fuerzas se medirán en el proceso electoral para renovar los 84 ayuntamientos de la entidad.

De entre los sectores de una sociedad escéptica difícilmente saldrá u perfil o un nombre que quiera postularse a la alcaldía de La Ciudad de Los Atlantes, por lo que es previsible que la contienda tenga que librarse únicamente entre tricolores y vinotintos.

Los equipos se van a alinear, y para ello ocuparán dieciocho de los siguientes veinticuatro meses.

En el frente priísta aparecen formados, como cartas del presidente en el juego sucesorio, el ex secretario municipal Octavio Magaña Soto, la síndica hacendaria Janet Arroyo Sánchez, el secretario municipal Alejandro Álvarez, el secretario particular Miguel Ángel Saviñón y el presidente del CDM del PRI Héctor Arana Marín; además, Germán Díaz Pérez.

 

Del lado de Morena Abraham Mendoza Zenteno, coordinador estatal de AMLO, el diputado local Ricardo Baptista y el diputado federal suplente Eduardo Durán García; la carta-sorpresa podría venir en la persona del comunicador Arturo Mejía Espinos, a quien las cosas ponen ahora en la primera fila, por su empeñosa apertura de espacios a la izquierda.

 

 

La capacidad de recuperación, unos frente al triunfo y otros frente a la derrota, será un factor determinante en la definición de las candidaturas.

La marcha del diálogo entre los poderes ejecutivo y legislativo en el estado, las acciones que emprenda en su momento el nuevo Presidente de la República y los muchos acontecimientos -previsibles o impredecibles- que puedan ocurrir en el futuro inmediato, despejarán el panorama.

A esperar.

De interés

Share This