Buen 2022 y mejor 2023 para Hidalgo

0
363

La administración del primer gobernador que gana un proceso democrático como candidato de un partido político distinto al que mantuvo el poder en la entidad por casi un siglo entero goza hoy de una sólida credibilidad en el panorama nacional de la llamada Cuarta Transformación del país, así como de una muy sana relación con el Presidente Andrés Manuel López Obrador.  

“No hay sorpresas, sino sorprendidos”, dijo el gobernador de Hidalgo Julio Menchaca Salazar ante el inicio de un largo e intenso proceso, que abrió con la denuncia y detención de cuatro presidentes municipales integrantes de un grupo de 15 alcaldes implicados en la denominada ya como La Estafa Siniestra.

Como ahora se sabe, todos ellos actuaron inducidos por al menos dos secretarios de estado para desviar recursos que rebasan los 500 millones de pesos, triangulando su destino a través de empresas fachada, con una ganancia de treinta por ciento para cada edil.

En Hidalgo como en ninguna otra entidad las relaciones entre el gobierno entrante, que gradualmente se va convirtiendo en un nuevo grupo hegemónico, y la vieja clase política desplazada, son estables, cada uno en su posición.

La transición se ha dado en paz y las condiciones han sido propicias para que la administración de Julio Menchaca imprima sus primeras huellas transformadoras al emprender las acciones legales a las que está obligada frente a los hallazgos de graves irregularidades en el manejo de los recursos públicos.

Existen personajes clave del gobierno entrante que van claramente a la vanguardia del equipo, marcando el paso: Guillermo Olivares Reyna, Santiago Nieto, Natividad Castrejón, Carlos Henkel Escorza, Miguel Ángel Tello Vargas, Salvador Cruz Neri.

En todo este contexto, la develación del nombre del ilustre hidalguense Felipe Ángeles en letras de oro, en el muro de honor de la Cámara de Diputados -a propuesta de la excandidata Carolina Viggiano-, fue marco para que ambos personajes, el mandatario y la legisladora, que otrora fueron contendientes rivales, se mostraran juntos en torno a un tema histórico, instituciona… y político, lo que fue bien visto.

Los 100 días de inicio en la administración de Julio Menchaca sentaron esas bases.

Primero, desde luego, una depuración de las estructuras burocráticas en las que si bien existe un importante número de empleados que han dedicado su vida al servicio público, también es cierto que hay una cantidad excesiva de personas que llegaron a ser funcionarios sin tener el perfil ni la capacidad ni la experiencia para desempeñar sus puestos, y que fueron solamente impulsados por padrinazgos, compadrazgos, amiguismo y corrupción, así que el proceso de limpia ha sido por igual bien recibido por la población en general.

En segundo término, una redefinición del presupuesto para el ejercicio 2023 con el que formalmente se inicia el control de las finanzas públicas por parte del nuevo gobierno. En este nuevo esquema se entiende que son necesarias algunas medidas para recaudar recursos, ya se ha anunciado el próximo reemplacamiento de unidades vehiculares en todo el estado, lo que le dará a la administración fondos suficientes para concretar sus planes y objetivos.

En materia de seguridad se han tomado medidas y se han emprendido acciones importantes entre las que destacan como resultados el freno a los índices en el robo y venta ilegal de combustibles, el robo a vehículos, a casas habitación y asalto a transeúntes, que son los delitos más comunes.

Desde luego que está disminución viene a ser relativa porque la población sigue en Hidalgo, en cada una de sus regiones, como en todo el país entero, enfrentando a diario el riesgo de sufrir algún tipo de ataque, o ser víctima de algún tipo de delito, pues es la situación nacional que prevalece.

En materia de salud se ha hecho un importante esfuerzo por destrabar algunos procesos y procedimientos irregulares que se habían convertido en formas de vida y que dan privilegios a ciertos grupos de intereses enquistados en la institución. Hoy han sido puestas en evidencia diversas irregularidades que en otro tiempo eran motivo de inconformidad, pero que era imposible manifestar abiertamente so pena de recibir algún castigo a quien se atreviera a hacerlo.

Finalmente, en otra área de importante impacto social, la de educación, se han concretado acciones contundentes para establecer una convivencia armónica entre los actores de las comunidades académica, estudiantil, de padres de familia, y de la relación de las instituciones educativas con la sociedad en general.

Este es el terreno en el que quizá se vaya a llevar más tiempo la transición, por la complejidad de las estructuras en los diferentes esquemas y modelos educativos, desde preescolar hasta posgrado que funcionan en la entidad.

Otro de los aspectos sobresalientes ha sido la capacidad del equipo técnico del gobernador Menchaca para atraer inversiones que permitan crear empleos y con ellos dinamizar sin duda alguna la economía de las regiones y de toda la entidad en su participación estratégica dentro del área metropolitana y la proyección nacional de la entidad.

En 2023 veremos a un Hidalgo inmerso en la dinámica de la cuarta transformación nacional cuando concrete el esquema de adecuaciones normativas, las reformas legales que se requieren para hacer en hidalgo realidad los principios de la visión de país que tienen Morena y el Presidente López Obrador; por ejemplo la creación del Instituto Para Devolver al Pueblo de Hidalgo lo Robado y otras acciones como la suma tanto del ejecutivo como del legislativo, cada uno en sus ámbitos a las propuestas iniciativas y acciones gubernamentales de la administración del Presidente López Obrador.