Tres lecciones de la tragedia de Tlahuelilpan

0
1410

Se cumple un año de la tragedia de Tlahuelilpan. 137 muertos, 194 huérfanos. Un memorial en proceso para recordar a los fallecidos. Tres lecciones relevantes nos deja esa amarga experiencia. 

  1. La actividad de extracción y venta ilegal de combustible había generado en los últimos die años una “economía paralela” que, en los hechos, impulsó la actividad comercial y de servicios en la región; las acciones gubernamentales de combate a estos ilícitos derivó en una drástica reducción del circulante en los negocios de todos los tamaños, al sur del estado de Hidalgo.
  2. Continúa abierto el debate acerca de si deben o no considerarse víctimas a los fallecidos y sus familiares, pues mientras unos afirman que se trata de pérdidas humanas que abren la posibilidad de que los afectados reciban apoyos de acuerdo con La Ley General de Víctimas, otros consideran que no se puede considerar víctimas a quienes perdieron la vida o se vieron afectados mientras se cometía un delito.
  3. Para los habitantes, visitantes, inversionistas y observadores de la realidad, el estado de Hidalgo ha demostrado ser una de las entidades con desarrollo sostenido, con una pujante actividad productiva en el campo, en la industria, en los servicios, en las nuevas tecnologías, en salud, educación, seguridad, con una impresionante riqueza histórica y cultural, que ha alcanzado reconocimientos dentro y fuera del país.