Select Page

¿Y cómo se jugaba el juego de pelota?

¿Y cómo se jugaba el juego de pelota?

 

El Juego de Pelota se ha considerado como un elemento Mesoamericano que ha sobrevivido a lo largo del país, claro con otras implicaciones fuera del ámbito político, social y económico de la época prehispánica. Por los hallazgos arqueológicos, etnohistóricos y fuentes escritas en la época Colonial, se sabe que las formas de los Juegos de Pelota difieren a través del tiempo y espacio, lo que indica que habían diversas formas del juego, no se trataba de jugar por jugar.

El origen del Juego de Pelota, podría haber surgido en la Costa del Golfo, donde la cultura olmeca que influyó en Mesoamérica, de forma ideológica y material expresado en una iconografía compleja relacionada con el culto del jaguar.  La propuesta de este origen, se debe a las primeras construcciones de carácter monumental de juegos de pelota y de que el área nuclear olmeca se encuentra en una región donde hay abundancia del árbol del hule, de donde se obtenía el material para la elaboración de las pelotas que fueron usadas en diversas regiones  de Mesoamérica.

Hasta este momento se han detectado cuatro formas de jugar. La primera es tomar la pelota con las manos (nemotetepehuiliztli). En Daizu, Oaxaca y en el Baúl, Guatemala, se ha descubierto estelas esculpidas donde se observan personajes ataviados con hombreras, caderas, manoplas y otros atavíos. La posición que presentan son como salteadores que buscan lanzar la pelota que es observable en algunas estelas. Lo que se desconoce es cuantos eran los que jugaban, pero actualmente en San Luis Potosí y Michoacán continúan con esta tradición de juego donde los equipos están conformados en número de tres a cinco.

La segunda forma de jugar era a través de un bastón, palo o mazo. El propósito es enviar la pelota al contrincante y este tiene que rebasar un límite para hacer un marcador. En caso de hacerlo, se invierte la situación. En el Estado de Mexico e incluso en Hidalgo, esta variante le ha agregado una pelota de coco encendida, del cual se vuelve más espectacular el movimiento del balón. Y entre las reglas el marcador solo es para tres tantos. Las evidencias arqueológicas de este tipo de juego, las tenemos en una serie de figurillas descubiertos en una tumba de tiro de Opeñon, Michoacán y en el Palacio de Tepantitlan, Teotihuacan. Esto ha originado que se crea que en Teotihuacan la ausencia de juegos de pelota de forma arquitectónica no excluía el ritual del juego mediante la variante del uso de bastón, situación que perduro en Nayarit, Colima y Jalisco. Desde una perspectiva arqueológica, se ha creído que los yugos en forma de U, fueron los marcadores para este tipo de juego. La difusión de los yugos parte desde el sur de Tamaulipas, Veracruz, Tabasco y de allí hacia Yucatán o Centro América (Guatemala, el Salvador, y Nicaragua).

La tercera variante es golpead la pelota con el pie. En los murales de Tepantitlan, Teotihuacan, se puede apreciar pinturas donde hay personajes pateando la pelota.  Desde una perspectiva arqueológica no se ha documentado más evidencias de esta variante, pero no se descarta que se realizara. La cuarta variante del Juego de Pelota era donde se golpeaba la pelota con la cadera.

En Mesoamérica a este tipo de juego se le llamo Ulama. Ullamaliztli era el nombre mexica,  es del Occidente, donde se han descubierto maquetas donde se observan diversos jugadores en números que no rebasan los seis y que al pasarse la pelota le pegan con la cadera para tratar de hacer un tanto con un marcador que se encuentra en un aro empotrado en una pared en forma de talud. Los españoles pudieron observar este juego y el grado de peligrosidad que se tenía, ya que podrían sufrir por el esfuerzo rupturas de huesos en el fémur o la cadera. Esta forma de juego llego hasta Nicaragua y el suroeste de los Estados Unidos, siendo exclusivo para los sacerdotes- gobernantes, como una forma de enlazar al pueblo a través de rituales implicaciones económicas o políticas, entre lazados con una religiosidad para explicar el orden y las contradicciones del mundo. Ulama es un juego de pelota en algunas comunidades en el estado mexicano de Sinaloa.

El Juego de Pelota dejo de ser un juego, para convertirse en un rito y una forma de expresión de vida o muerte. Paso hacer algo sagrado y de culto que estuvo insertado en la religiosidad y festividades a lo largo del año. De allí, es donde se presupone la idea que el jugar y perder implicaba perder la cabeza, ya que los dioses se alimentan de la sangre y el rito del juego de pelota es la muerte y la vida. En diversas fuentes del siglo XVI, como las de Fray Bernardino de Sahagún, Motolinia y Diego Duran hacen mención que este ritual de Juego de Pelota podrían empezar los sacerdotes, príncipes o reyes, para después dejar la cancha a los que ofrendarían su cuerpo. Los españoles conquistadores, creían que estas canchas eran demoniacas y que por ende tendrían que ser destruidas, comenzando su desmantelamiento y castigo para aquellos que todavía practicaban el ritual.

El ritual del Juego de Pelota en esta variedad, implicaba la construcción arquitectónica monumental cuya forma más difundida fue en I latina. En cuyo interior se encontraba con taludes en su parte central y con cabezales en cada uno de sus extremos. Los juegos de pelota en promedio eran de una dimensión de 60 m de largo por 7 m de ancho, pero también hay juegos de pelota monumentales como es el de Chichen  Itzá que tiene 168 m de largo por 70 m de ancho. En algunos casos había construcciones especiales techadas para que la realeza o sacerdotes pudieran observar. En otras solo grandes construcciones alargadas y techadas para los observadores que accedían por escalinatas adversas a la cancha.  Lo más importante es que este tipo de canchas se encontraban en donde los sitios arqueológicos eran cabeceras como Xochicalco, Morelos; Monte Albán, Oaxaca; Tajín, Veracruz; Tula, Hidalgo; entre otros.  De igual forma, las construcciones del Juego de Pelota, están ocupando dentro del emplazamiento un lugar importante relacionado con un rumbo del universo y alguna deidad.  Además, los Juegos de Pelota comparten otros edificios que están asociados a este, como son los baños de vapor (temazcales) o las plataformas donde se colocan las cabezas trofeos (tzompantli).

Los juegos de pelota se transformaron un poco antes de la llegad de los españoles. El sistema militar y tributario exigía mayor coerción y control social de los residentes y los sometidos por las cabeceras, por lo que el Juego de Pelota se convirtió en un medio de negociación política- social que atraía recursos humanos para ser sacrificado mediante el ritual, justificando que los dioses se alimentaban de sangre y esto prometía un orden en el cosmos.

Por: Mtro. Luis Manuel Gamboa Cabezas

Zona Arqueológica de Tula

 

De interés

Share This