Mirar también las cosas positivas

0
438

¿Cuándo es el momento de evaluar el desempeño de las autoridades gubernamentales?

Evidentemente, todos los días.

Los resultados de las decisiones y de las acciones de quienes están al frente de la administración pública municipal, estatal o federal están a diario a la vista de todos.

Si nos damos a oportunidad de mirar las cosas positivas, seguramente podremos valorar mejor anuncios como el que hiciera este 11 de noviembre el gobernador del estado de Hidalgo, en el sentido de que llegarán al territorio de la entidad cuatro inversiones nacionales y extranjeras que harán posible la creación de por lo menos dos mil 700 nuevos empleos formales, con los que sumarían ya 20 mil en lo que va del presente gobierno.

La aplicación de capitales por dos mil millones de pesos por parte de empresarios chinos, norteamericanos y mexicanos, pone el indicador de nuevas inversiones para Hidalgo en casi 56 mil millones de pesos acumulados en lo que va de la administración de Omar Fayad.

Lejos de acostumbrarnos al peligro como forma de vida, lejos de normalizar la violencia, más allá de cotidianizar la muerte, sin cerrar lo ojos a la realidad y sin renunciar a la búsqueda de la justicia para los casos de las víctimas mortales en los hechos recientes ocurridos en la entidad, tenemos que voltear a mirar también las cosas positivas de la vida en común.

Una de esas cosas positivas muy bien puede ser, además de las noticias gubernamentales, el impulso al comercio local por cuenta propia de la sociedad, la inyección dinámica de nuestros recursos personales y familiares consumiendo lo que generan y ofrecen las pequeñas y medianas empresas locales, para tener, junto con las grandes inversiones, una economía regional fuerte, como la que necesitamos y merecemos también.